Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Pero... ¿dónde están las infantas Elena y Cristina?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Príncipes de Asturias se van el miércoles a Madrid rumbo a China... dicen que la infanta doña Elena llega a Palma de Mallorca ¡ya! y que la infanta Cristina llega también de África ¡casi ya! Pero así estamos. Y no porque los fotógrafos se hayan quedado sin foto de familia: otros años tampoco posaron todos juntos. No: esa no es la novedad. La novedad es que este es el primer año que las infantas no están en Palma de Mallorca durante las regatas.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Evidentemente las circunstancias son distintas. La infanta Elena está separada de Jaime de Marichalar y estar en Palma de Mallorca sin sus hijos podía ser una papeleta. Pero una cosa es que durante este tiempo Felipe y Victoria hayan estado con su padre, y otra muy distinta es que haya desaparecido del mapa. Doña Elena era una de las habituales en las regatas de la Copa del Rey. Pues ni eso.

Otra que nunca faltaba a las regatas, porque incluso participó en ellas, era la infanta Cristina. Su estancia en Mozambique junto a los príncipes de Orange, promete traer cola. Por un lado, Guillermo y Máxima junto con sus tres hijas, pasaron unos días en la casa de los duques de Palma en Barcelona. Parece que entonces surgió la invitación a Cristina e Iñaki para que les acompañaran a Mozambique, donde los príncipes herederos de Holanda han comprado una gran mansión en la costa.

También se rumoreó, extraoficialmente, que los Orange acudirían este verano a Marivent, pero ¿invitados por quien? Lo que el protocolo manda es que les hubieran invitado don Felipe y doña Letizia, cosa que no es fácil que ocurra porque todos, las dos parejas de herederos se van a Pekín a la ceremonia inaugural de los Juegos. ¿Al regreso? Y luego están los Juegos de Pekín... ¿No audirán -aunque sea extraoficialmente, claro- Iñaki Urdangarín y Crisitna de Borbón, dos olímpicos con pedigrí?

En fin, que este año la agenda está hecha un lío. Y las infantas sin aparecer. Y sin noticias de ellas. Pero esto va a cambiar. Pronto habrá cosas que contar.