Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La hermana del rey será la próxima en enfrentarse al fiscal Horrach

Así vivió la infanta Cristina la declaración de Urdangarín por el ‘caso Nóos’

Se la pudo ver aliviada cuando su marido la exculpó de responsabilidad en la contabilidad del instituto, tomó notas en una libreta y bebió varias veces agua de una botella

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Iñaki Urdangarín comenzó a declarar al final de la tercera semana de la vista oral del juicio por el ‘caso Nóos’. Durante las dos horas de interrogatorio del fiscal, Cristina de Borbón se mantuvo en todo momento muy atenta a las respuestas de su marido, a diferencia de otras sesiones del juicio.

Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón llegan al juicio del ‘Caso Nóos’. Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón llegan al juicio del ‘Caso Nóos’ el primer día de declaraciones.

La declaración de Urdangarín comenzó en torno a la una del mediodía del viernes 26, después de que terminara el largo interrogatorio a su ex socio Diego Torres, que ocupó varios días del juicio. El que fuera duque de Palma consorte se levantó de su silla y se dirigió decidido hacia la mesa de declarantes, pero tuvo que espear hasta que Torres recogió todos los documentos que había utilizado para defenderse y los guardara en dos carteras.

El ex jugador de balonmano sólo llevó un portafolios con algunos documentos que consultó durante su declaración. Durante sus respuestas, Urdangarín aseguró por ejemplo que la gestión de las facturas del Instituto Nóos no la llevaba él directamente y rechazó tajantemente que él fuera un “comisionista”, como dijo el ex presidente de Baleares Jaume Matas.

Durante toda la declaración de Urdangarín, la infanta Cristina se mostró muy atenta. Si en otras sesiones de la vista oral la hermana de Felipe VI parecía más ausente y sus expresiones no revelaba un gran interés por lo que declaraban otros imputados, en este caso sí siguió intensamente las palabras de su marido.

No dejó de mirar a Urdangarín

Desde que Iñaki Urdangarín se levantó de su asiento entre el grupo de acusados para sentarse ante el micrófono, la vista de la infanta no se separó de él. Mientras declaraba su marido, ella no dejaba de mirarle, o bien a las pantallas en las que se enfocaba su cara y en las que también se proyectaban distintas pruebas, como facturas del Instituto Nóos y correos electrónicos de Iñaki Urdangarín.

El cuñado del rey Felipe, tal y como hizo Diego Torres, desvinculó en su declaración tanto a Ana María Tejeiro, esposa de Diego Torres, como a Cristina de Borbón de la gestión del Instituto Nóos. También lo hizo de Aizoon con la infanta, pese a que ambos compartían la propiedad de esa sociedad mercantil al 50%.

Al escuchar estas explicaciones que se suman a otros testimonios que la exculpan de los manejos concretos del Instituto Nóos, la infanta no pudo evitar mostrarse algo más aliviada.

A lo largo de las dos horas de interrogatorio a su marido, la infanta Cristina dejó traslucir el nerviosismo en algunas ocasiones: movía las manos, se tocaba las uñas, y cogió muchas veces la botella de agua que tenía para beber.

Otro detalle significativo que mostró la diferente actitud de la hija del rey Juan Carlos durante esta declaración de su marido es que sacó una libreta y tomó algunas notas mientras Iñaki Urdangarín respondía a las preguntas del fiscal Pedro Horrach.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·