Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Primera sesión de la vista oral por el ‘Caso Nóos’

La infanta Cristina y Urdangarín no hacen declaraciones al entrar al juicio

Han llegado juntos en el mismo coche con semblante serio a la Escuela Balear de Administración Pública de Palma de Mallorca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La infanta Cristina se sienta esta mañana en el banquillo de los acusados como presunta cooperadora de dos delitos fiscales en la presunta trama de corrupción del Instituto Nóos. La hija de Juan Carlos I y hermana del rey Felipe VI ha llegado junto con su marido, Iñaki Urdangarín.

Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón llegan al juicio. Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón llegan al juicio.

La sesión comienza a las 9:15, pero Cristina de Borbón y Urdangarín han llegado una hora antes, en torno a las 8:10 de la mañana. Un coche se ha detenido a la entrada de la Escuela Balear de Administración Pública, en el polígono de Son Rossinyol de Palma de Mallorca, y de él se han bajado la infanta y su marido.

Ambos, especialmente la infanta Cristina, mantenían un gesto serio al salir del coche y al dirigirse al edificio donde se celebra la vista oral. Han ido caminando juntos pero sin cogerse de la mano hasta la sede judicial, donde ya se encontraban sus respectivos abogados. La ex duquesa de Palma destacaba por el gran bolso de color claro que llevaba colgado del brazo izquierdo frente al vestuario oscuro que ha elegido.

Aunque decenas de periodistas se agolpaban a los lados de la entrada de la Escuela Balear de Administración Pública, la hermana del rey e Iñaki Urdangarín han preferido guardar silencio y no han hecho ninguna declaración.

Cuando comparecieron ante el juez José Castro, en los juzgados de instrucción de Palma, ambos mantuvieron conductas distintas. Urdangarín se acercó a los periodistas e hizo una pequeña declaración en la que defendió su inocencia. La infanta Cristina, sin embargo, entró en coche hasta la puerta y sólo hizo un gesto de saludo a los medios de comunicación, pero prefirió guardar silencio.

Un pequeño grupo de personas con banderas republicanas se concentran en las cercanías del edificio de la sala de vistas, tal y como Monarquía Confidencial contó. Un fuerte dispositivo policial, formado por agentes antidisturbios, guías caninos e incluso especialistas en revisar el subsuelo, garantizan la seguridad en este juicio, uno de los más importantes de Baleares en los últimos años.

Una vez dentro de la sala de vistas, la infanta Cristina se ha sentado en su silla prevista y se ha mantenido retraída, con gesto muy serio y sin hablar con otros acusados. Sin embargo, Iñaki Urdangarín ha protagonizado una imagen llamativa: ha hablado mucho con su ex socio Diego Torres, que se sienta al lado. Aunque ambos fueron grandes amigos, el estallido del caso y las acusaciones de Torres contra Urdangarín y contra la Casa del Rey habían enfriado las relaciones.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·