Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En su viaje suspendido por la muerte del príncipe Turki bin Abdulaziz

Así son los dos herederos de Arabia Saudí con los que se iba a reunir Felipe VI

Estaba previsto que mantuviera encuentros con Mohamed bin Naif, de 57 años y primero en la línea de sucesión, y con Mohamed bin Salman, de 31 años e hijo del rey

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La visita oficial de Felipe VI a Arabia Saudí tendrá que esperar. La muerte del príncipe Turki bin Abdulaziz, hermano del rey Salman, llevó a la casa real saudí a cancelar la visita del rey de España por el entierro y los tres días de luto decretados. Don Felipe tenía previsto verse con el rey Salman y con sus dos herederos.

El príncipe heredero de Arabia, Mohamed bin Naif (izquierda), y Mohamed bin Salman, segundo en la línea de sucesión. El príncipe heredero de Arabia, Mohamed bin Naif (izquierda), y Mohamed bin Salman, segundo en la línea de sucesión.

El fallecimiento del príncipe Turki, de 83 años y hermano del monarca, paralizó la visita del rey de España, que tenía previsto llegar en avión a la capital saudí, Riad, en la tarde del sábado 12. Su agenda incluía una estancia hasta el lunes 14 en la que iba a tratar de reforzar las relaciones entre España y Arabia Saudí.

Más allá de un viaje “relámpago” en enero de 2015 para dar el pésame por la muerte del rey Abdalá, esta iba a ser la primera visita oficial de don Felipe como rey a Arabia Saudí. Aunque el programa del viaje no se llegó a hacer público, el jefe del Estado tenía previsto reunirse con las máximas personalidades del reino de los Al Saud.

En principio iba a ser este domingo cuando el rey Salman iba a recibir a Felipe VI para mantener un encuentro bilateral. Se trataba así de estrechar las relaciones entre los dos reyes, sucesores de dos monarcas que habían tenido un fuerte vínculo como fue el caso de Abdalá y Juan Carlos I.

Pero además, don Felipe iba a mantener sendos encuentros con las dos personas que encarnan, actualmente, el futuro de la monarquía saudí. Hay que tener en cuenta que el rey Salman, que sucesió a su hermanastro Abdalá en 2015, va camino de cumplir los 81 años.

Las peculiares reglas dinásticas de Arabia Saudí llevaron al rey Salman a apartar a su otro hermanastro, Muqrin (también hijo del fundador de la dinastía, y que habría presentado su renuncia), como heredero y nombrar a su sobrino Mohamed bin Nayef.

Éste tiene actualmente 57 años, es nieto del fundador de la dinastía, estudió Ciencias Políticas en Estados Unidos y se especializó en asuntos militares y de lucha contra el terrorismo con el FBI y con los británicos de Scotland Yard.

Mohamed bin Nayef ocupa el cargo de viceprimer ministro, y además dirige el importante Ministerio del Interior que se encarga de luchar contra el terrorismo yihadista. Su campaña contra Al Qaeda le costó un atentado de la franquicia de Bin Laden en la Península Arábiga del que salió ileso. Según la BBC, es el miembro de la familia real saudita con mejores relaciones con Estados Unidos, y además es el más influyente en la estrategia de intervención de Arabia Saudí en la guerra de Siria.

El príncipe “ascendente” de sólo 31 años

Otra de las citas que tenía el rey Felipe era la reunión con Mohamed bin Salman. Este es el hijo preferido del rey Salman, que lo ha nombrado para un cargo similar a príncipe heredero “adjunto” o “sustituto”.

Con sólo 31 años, analistas expertos en el mundo árabe e incluso servicios secretos como el de Alemania señalan a Mohamed bin Salman como uno de los principales “cerebros” en la sombra del régimen saudí y del rey Salman.

Como ministro de Defensa, es el responsable del contrato de construcción de corbetas que persigue la empresa pública española Navantia, y que se esperaba cerrar en este viaje de Felipe VI. Además, dirige la participación saudí en la guerra de Yemen contra los hutíes.

Elegido por el rey Salman por delante de otros de sus hijos de mayor edad, Mohamed bin Salman se ha convertido en los últimos años en la figura ascendente de la familia real saudí. Concentra otros cargos como el de jefe de la Corte Real de la Casa de Saud, y sobre todo dirige el Consejo para Asuntos de Economía y Desarrollo.

Desde ahí ha diseñado el plan Visión 2030, con el que las autoridades saudíes quieren dar un vuelco a su economía para depender menos de la extracción de unas reservas de petróleo que van menguando. Este plan podría abrir nuevas oportunidades a las empresas españolas de invertir en Arabia Saudí, donde ya hay compañías trabajando en el AVE Medina-La Meca y en el metro de Riad.

Todos estos contactos del rey Felipe con las figuras clave de la monarquía de Arabia Saudí quie estaban previstos para este viaje tendrán que aplazarse para otra ocasión, cuando se pueda recuperar efectivamente la visita oficial.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·