Lunes 26/06/2017. Actualizado 10:38h

·Publicidad·

España

A raíz de unas polémicas declaraciones recuperadas de Adolfo Suárez

Las encuestas que desmontan que la monarquía habría perdido un referéndum

Las difunde Jorge Miquel, presidente de Gallup, que elaboró estudios de opinión para la Casa del Rey entre 1976 y 1993

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“La mayor parte de los jefes de gobierno extranjeros me pedían un referéndum sobre monarquía o república. Hacía encuestas y perdía”: estas declaraciones de Adolfo Suárez a Victoria Prego, tapándose en micrófono, y recuperadas hace unos meses por laSexta provocaron cierta polémica por la forma en que se habría facilitado la permanencia de Juan Carlos I al frente de la Jefatura del Estado en la Transición de la dictadura a la democracia.

Proclamación de Juan Carlos I en 1975. Proclamación de Juan Carlos I en 1975.

El pasado mes de noviembre, laSexta emitió un reportaje en el que incluyó un fragmento inédito de una entrevista realizada por la periodista Victoria Prego al presidente Adolfo Suárez en 1995, años después de sus años al frente del Ejecutivo.

En un momento dado, Suárez trata de tapar el micrófono con la mano para hacer una confesión a Prego que no quería que fuera pública. De hecho, no se llegó a emitir en ese momento.

El ex presidente del Gobierno explicaba la Ley para la Reforma Política que se votó en 1976 y abrió la puerta para la convocatoria de elecciones a Cortes Constituyentes. Y al principio no quiso detallar porqué en esa ley se hablaba de la monarquía y del rey. Pero tapando el micrófono (aunque se llegó a oir), le dijo a Prego: “Pues es simplemente que la mayor parte de los jefes de Gobierno extranjeros me pedían un referéndum sobre monarquía o república. Hacía encuestas y perdíamos...”.

De esa forma, en ese momento político tan delicado se evitaba poner en cuestión la monarquía y al rey Juan Carlos, para no hacer descarrilar la Transición, y al mismo tiempo se trataba de enfriar las peticiones de un plebiscito concreto sobre la forma de Estado.

La revelación de laSexta provocó que muchos republicanos denunciaran esa maniobra del Gobierno de Suárez y el, a su juicio, carácter ilegítimo de la monarquía. Otros, por contra, apuntaron a que la declaración del primer presidente de la democracia carecía de fundamento, y que cuando la expresó ya podía estar afectado por la enfermedad de Alzheimer que se manifestó más claramente años después.

41 sondeos sobre el rey y la monarquía

Meses después de esa polémica, ha respondido un experto en encuestas que precisamente en los años de la Transición estudió la opinión pública en España sobre la monarquía y que, de hecho servían al Palacio de la Zarzuela para testar a la ciudadanía.

Se trata de Jorge Miquel Calatayud, fundador de Gallup España y su presidente entre 1976 y 1993. Miquel ha escrito un artículo, con el título “La transición a la democracia y la aceptación de la Monarquía española”, que ahora difunde la Red para el Estadio de las Monarquías Contemporáneas (REMCO).

Miquel indica que en el artículo presenta resultados de esas encuestas que hizo Gallup y que “hasta ahora no habían sido publicadas”. La seria completa abarca 41 sondeos de opinión, a 2.000 personas entre 1976 y 1979, y 1.000 a partir de 1980.

Los estudios demoscópicos de Gallup midieron por un lado la popularidad del rey Juan Carlos, y por otra la aceptación popular de la Monarquía en España. En octubre de 1976, un 79% de los encuestados se mostraban satisfechos con la actuación pública de Juan Carlos I (con un año de reinado), y sólo un 8% descontentos.

Sobre la monarquía en sí, un 40% la veía como un hecho aceptado, y un 38% preferían que se votara en referéndum la forma de Estado. A través de un grupo de discusión, Gallup llegó a la conclusión que la mitad de ese 38% que pedía un referéndum apoyaban la monarquía: “Es decir, preferían una Monarquía que fuera legitimada en un referéndum, en lugar de sostenida sobre la inercia de la designación producida en 1969”.

El empujón del 23-F

Por tanto, un 79% aprobaba al rey y en torno a un 59% apoyaba la monarquía (entre quienes la aceptaban sin más, y quienes quería un referéndum para votar a favor de la misma), frente a un 8% de descontentos con el rey y un 19% de partidarios de votar por una república.

Los datos ofrecidos ahora por Jorge Miquel indican que la opinión sobre la monarquía se mantuvo muy estable entre 1976 y 1981. Sin embargo, la actuación del rey ante el intento de golpe de Estado del 23-F “supuso un fuerte empujón a la aceptación de la Monarquía como forma de Gobierno”.

Según Miquel, “de 1976 a 1980 existía un importante grupo de ciudadanos en los que el apoyo al monarca convivía con la opinión de que sería conveniente un referéndum para legitimar o rechazar la Monarquía. Este grupo disminuyó radicalmente a partir de 1981. En su momento más bajo, 1986, los que optaban por el referéndum eran sólo el 14%, frente al 38% en el inicio de la serie, en 1976”.

Por otro lado, según avanzaban los años tras el establecimiento de la democracia y la monarquía, el porcentaje de quienes optaban por el “no sabe/no contesta” disminuía tanto en las preguntas sobre Juan Carlos I como en la general sobre la monarquía, lo que indica que era un tema que interesaba a la sociedad española.

La conclusión que el entonces presidente de la empresa demoscópica Gallup hace es que, frente a lo que indican las palabras de Adolfo Suárez, “de estos datos hasta ahora no publicados se deduce claramente que la Monarquía española gozaba en el momento de la transición de un importante apoyo popular, y que ese apoyo creció durante los siguientes 16 años, el periodo que cubren estas encuestas, especialmente por la actuación del rey Juan Carlos durante el intento de golpe de Estado de 1981”.