Miércoles 23/08/2017. Actualizado 21:16h

·Publicidad·

España

Destacan que se vuelca con la Fundación Princesa de Girona

Los empresarios, encantados con los gestos de Felipe VI a Cataluña

Valoran que pese al desafío independentista el rey visita la comunidad a menudo para visualizar que la Corona apuesta y apoya esta región

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dejando de lado la actual coyuntura de bloqueo político fruto de las elecciones generales, el independentismo catalán supone el mayor desafío al que se enfrenta el España y, por consiguiente, Felipe VI como Jefe del Estado. El rey continúa dedicando gestos de cercanía con Cataluña, lo que no ha pasado desapercibido a los empresarios que rechazan la secesión.

Felipe VI interviene en la cena inaugural del Mobile World Congress de Barcelona. Felipe VI interviene en la cena inaugural del Mobile World Congress de Barcelona.

El último ejemplo de ese respaldo a los catalanes tuvo lugar el domingo 21 de febrero. Don Felipe viajó a Barcelona para asistir a la cena de bienvenida del Mobile World Congress, uno de los eventos más importantes que acoge la capital de Cataluña cada año.

Allí, el rey fue recibido por Carles Puigdemont, en el primer encuentro entre ambos tras la investidura del presidente de la Generalitat, que mantiene los planes de segregar Cataluña del conjunto de España. También estuvo presente la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a quien Felipe VI no recibió en Zarzuela. Ante ellos y otros 200 invitados, el rey pronunció un discurso en inglés, castellano y catalán en el que animó a todas las administraciones a trabajar unidas por el bien común.

Satisfacción entre los empresarios catalanes

“El rey está haciendo lo máximo que puede hacer”: así lo aseguran fuentes empresariales de Cataluña consultadas por Monarquía Confidencial que se muestran muy satisfechas por el papel que Felipe VI está jugando en esta situación de tensión entre el Estado y las instituciones catalanas, que pretenden conseguir la secesión de esta comunidad autonóma.

Los grandes empresarios que se oponen a la hoja de ruta hacia la independencia están encantados con cómo está gestionando el rey este problema. Ellos son conscientes de que Felipe VI tiene muy limitados sus movimientos: por un lado se le presupone neutralidad ante el debate político, pero por otro la Constitución establece que es símbolo de la unidad y permanencia del Estado y que “arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones”.

Pero el rey sí puede hacer gestos, y es lo que está haciendo con una gran habilidad, según empresarios consultados por MC. Por ejemplo, don Felipe visita con una frecuencia regular Cataluña, para reafirmar la presencia de la Corona, y por ende del Estado.

La presencia frecuente del rey en Cataluña

Desde que fue proclamado rey tras la abdicación de su padre Juan Carlos I, Felipe VI ha asistido a una quincena de actos en distintos puntos de Cataluña. Antes del Mobile World Congress, en octubre estuvo en la Asamblea del Foro Iberoamérica en octubre.

Antes, sólo o en compañía de la reina Letizia, don Felipe ha estado en esta comunidad para la entrega de despachos de la carrera judicial; en una final de la Copa del Rey de fútbol; en el funeral de las víctimas del accidente de Germanwings; en entrega de becas de La Caixa y de premios de la patronal Foment; en la fábrica de SEAT por el 30º aniversario del modelo Ibiza...

También ha asistido a actos tan simbólicos como la entrega de despachos a los suboficiales del Ejército de la escuela de Talarn, en Lérida, que algunos grupos independentistas radicales quieren que se cierre.

Esta presencia pública tan frecuente de Felipe VI en Cataluña permite, según los empresarios, visualizar que no se han roto los puentes con el Estado: que la Corona sigue interesándose y apoyando el progreso de Cataluña como parte de España, y que las puertas están abiertas.

La Fundación Princesa de Girona, clave

La alta valoración que los empresarios catalanes tienen de don Felipe, 20 meses después de su proclamación, también se debe a una actuación concreta del rey: su apoyo a las actividades de la Fundación Princesa de Girona.

Esta fundación se creó precisamente con el objetivo de que el entonces príncipe Felipe tuviera una plataforma de contacto con la sociedad civil, y que además estuviera en Cataluña.

Ahora que es rey, don Felipe continúa presidiendo las galas de entrega de los premios de la Fundación Princesa de Girona por la corta edad de Leonor. Pero, además, los empresarios que están implicados en esta fundación conocen de primera mano, y valoran mucho, que el rey está volcado con los proyectos de la entidad.

No es sólo el papel institucional, sino que en los últimos años y aún ahora que ya no es príncipe Felipe VI ha mostrado y muestra un interés personal por conocer e impulsar las actividades de la Fundación Princesa de Girona, que por ejemplo fomenta especialmente el emprendimiento empresarial.

Con esta implicación directa en la fundación que tiene un papel tan importante en Gerona y en toda la comunidad autónoma, el rey Felipe está demostrando que apuesta por Cataluña, destacan los empresarios consultados por Monarquía Confidencial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·