Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Viaje privado

Los elogios de Juan Carlos I a Milán: “La piazza del Duomo es una de las más bellas del mundo”

Tras asistir a la ópera en La Scala, el rey emérito fue a cenar a uno de los restaurantes de moda de la ciudad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey Juan Carlos realizó hace unos días un viaje privado a Milán. Era uno de los invitados de honor en La Scala para el estreno de “Madama Butterfly” en el teatro de ópera más importante del mundo. Tras la velada, el padre de Felipe VI fue a cenar a un restaurante cerca de la famosa plaza del Duomo.

El rey Juan Carlos, en el restaurante Giacomo Arengario de Milán. El rey Juan Carlos, en el restaurante Giacomo Arengario de Milán.

El pasado miércoles 7 de diciembre, tal y como adelantó Monarquía Confidencial, el rey Juan Carlos se dejó ver en Milán. Ese día la capital de la región italiana de Lombardía acogía un auténtico acontecimiento social, ya que La Scala, uno de los teatros de ópera más relevantes del mundo, estrenaba su temporada con la obra de Puccini “Madama Butterfly”, más de un siglo después de su primer estreno.

Don Juan Carlos estuvo en la ópera, con otras personalidades como el ex ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón. El rey vio la obra desde un palco, vestido con la etiqueta propia del acto: frac, pajarita y camisa azul clara. Se apoyaba en el bastón que le acompaña en los últimos años en sus apariciones en público.

Monarquía Confidencial ha podido saber que después de ver la sesión de “Madama Butterfly”, Juan Carlos I estuvo al menos varias horas más en Milán. Por ejemplo, fue a cenar a un restaurante situado en uno de los lugares más visitados de la ciudad, como es la piazza del Duomo.

Se trata del Giacomo Arengario, situado en la vía Guglielmo Marconi, en el tercer piso del Museo del Novecento con vistas al Duomo.

Según la web turística Absolut Viajes, este restaurante se ha puesto de moda en Milán en los últimos años. Suele atraer a muchos extranjeros, sobre todo ejecutivos que pasan por la ciudad por cuestiones de negocio, y fusiona cocina tradicional y platos modernos.

El restaurante está especializado en platos de pescado y marisco: atún, congrejo, lubina... También son muy celebrados sus postres caseros, que se presentan en un carrito.

Fuentes presentes en el restaurante explican que el rey Juan Carlos llegó solo al local y que estuvo allí cenando. El monarca emérito charló de buen humor con los responsables del establecimiento: según ha sabido MC, estuvo comentando lo mucho que le gustaba Milán.

Habló de la gran ciudad que es, también sobre la ópera que acababa de presencia en La Scala, y no ahorró en elogios hacia Milán: de la Piazza del Duomo, dijo que “es una de las plazas más bellas del mundo”.

Además, don Juan Carlos accedió a posar para una foto con los maitres del restaurante, tal y como se puede ver en la fotografía superior.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·