Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El 'día D' del duque de Lugo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El próximo 20 de noviembre, es decir dentro exactamente de un mes, se reúne, como viene haciendo desde hace cinco años, el patronato de la Fundación AXA con un orden del día ya establecido: la renovación o confirmación en el cargo a sus miembros. Es el 'día D' de don Jaime de Marichalar. El día que se decidirá su permanencia o no al frente de la Fundación. Una permanencia que podría llevar aparejada su permanencia en otros consejos.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Efectivamente, la presidencia de la Fundación AXA, que absorbió a Winterthur en 2006, le confiere al duque de Lugo un estatus especial pues, como tal, le permite sentarse en otros cinco consejos de administración de sociedades del Grupo asegurador: AXA Mediterranean Holding, AXA Seguros Generales, AXA Vida, AXA Aurora Vida y AXA Winterthur Salud.

Jaime de Marichalar accedió a la presidencia de Winterthur en 1998, tres años después de su boda en Sevilla, el 18 de marzo de 1995, con la hija mayor de los Reyes de España. Es decir, que cumple dos lustros al frente de la fundación. Es evidente que las circunstancias de la primera renovación son muy distintas de las actuales. Incluso, desde entonces, el duque tiene otros ingresos procedentes de su presencia en otros consejos.

A su presencia en los consejos de la cementera Portland Valderribas, del Grupo FCC (Esther Koplowitz), y de la todopoderosa Sociedad General Inmobiliaria, propietarias de los centros comerciales en España y media Europa, hay que sumarle el consejo que más le gusta al duque de Lugo. En el año 2004 Bernard Arnault, presidente de LVHM (Louis Vuitton-Henessy-Möet&Chandon), la gran multinacional del lujo, le nombró, tras la adquisición de Loewe, miembro del Consejo de Administración de la filial española. De hecho su presencia en el grupo es cada vez más evidente, no solo por su asistencia a la Semana de la Moda de París, sino también por su vinculación con algunas de las filiales como la casa de subastas Phillips, Donna Karan, o Parfums Christian Dior. Un mundo que le fascina. 

La cuestión es si tanto consejo no se verá mermado con el nuevo estatus del duque de Lugo. O incluso si son ya necesarios para el mantenimiento de sus hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, gracias a la nueva vida laboral de la infanta doña Elena. Precisamente este próximo mes de noviembre, se cumple el primer aniversario de la separación de los duques de Lugo, Al margen de otras especulaciones, la vida del duque puede cambiar. Por lo menos la laboral.