Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El presidente de la Generalitat no juró fidelidad al rey en su investidura

Otro desplante de Puigdemont a Felipe VI: no irá al desfile del 12 de octubre

Imita a Artur Mas, que tampoco asistía a los actos de la Fiesta Nacional en Madrid a los que sí acude la mayoría de jefes de gobiernos autonómicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las máximas autoridades del Estado se darán cita en Madrid el próximo 12 de octubre en la tribuna de invitados del desfile de la Fiesta Nacional que presidirá el rey Felipe VI. Quien no acudirá será el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont.

Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Felipe VI, en un acto en Barcelona. Carme Forcadell, Carles Puigdemont y Felipe VI, en un acto en Barcelona.

Puigdemont fue investido presidente de la Generalitat en enero de 2016 tras el acuerdo en el Parlament de Cataluña entre Junts Pel Sí y la CUP. Sucedió así a Artur Mas al frente del ejecutivo autonómico, y ya en su toma de posesión comenzaron los gestos independentistas y contra el Jefe del Estado.

La fórmula de promesa que utilizó Puigdemont sólo hizo referencia a “cumplir lealmente las obligaciones del cargo de president de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Catalunya representado por el Parlament”: es decir, obvió expresar acatamiento de la Constitución y fidelidad al rey o a la Corona.

Tampoco asistía Artur Mas

Monarquía Confidencial ha podido saber que, tras este gesto, Carles Puigdemont hará otro desplante a las instituciones del Estado y al rey. En este caso, ausentándose de los actos oficiales en Madrid con motivo de la Fiesta Nacional del 12 de octubre.

Fuentes de la presidencia de la Generalitat confirman que el presidente catalán no asistirá al desfile de las Fuerzas Armadas por el centro de la capital ni a la recepción que después ofrecen los reyes en el Palacio Real.

Además, recuerdan que en los últimos años el presidente de Cataluña ha estado ausente de esta celebración. Y es que Artur Mas, tras echar a andar el proceso independentista, también declinaba las invitaciones y no acudía a los actos del 12 de octubre, de la misma manera que tradicionalmente tampoco van los lehendakaris del Partido Nacionalista Vasco, como Íñigo Urkullu.

El año pasado, cuando se estrenaban muchos nuevos presidentes autonómicos tras las elecciones de mayo de 2015, Felipe VI consiguió convocar a 16 de los 19 jefes de gobierno. Sólo faltaron Mas, Urkullu y la presidenta de Navarra, la también nacionalista Uxúe Barkos.

Dos encuentros en Cataluña, pero no audiencia en Zarzuela

Pese a estos desplantes al rey, don Felipe y Puigdemont ya se han visto en dos ocasiones con motivo de sendas visitas del rey a Cataluña.

En febrero Felipe VI estuvo en Barcelona para asistir al Mobile World Congress, y en junio entregó junto con la reina Letizia los Premios Fundación Princesa de Girona 2016. En ambos casos el presidente de la Generalitat de Cataluña estuvo presente con el resto de autoridades que recibieron al rey.

Lo que no se ha producido es la tradicional audiencia del rey al presidente de Cataluña después de ser elegido. Tal y como contó MC en enero, desde la Generalitat (al menos en las primeras semanas de mandato) no se pusieron en contacto con la Casa del Rey para concretar una audiencia en el Palacio de la Zarzuela.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·