Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El fiscal pide que se desestime la demanda de Telma Ortiz contra los medios de comunicación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El fiscal Antonio Huélamo ha solicitado la desestimación de la demanda interpuesta por Telma Ortiz Rocasolano contra 34 medios de comunicación. En su alegato final, el respresentante del Ministerio Público ha expuesto ante la magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Toledo que no ha lugar a las medidas cautelares exgidas por la hermana de la Princesa de Asturias.

A pesar de que en su alegato ha hecho una defensa del derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen, además de una reflexión sobre los límites del derecho a la información, el fiscal ha considerado que en este caso no proceden las medidas solicitadas porque se basan en pruebas que son imágenes ya emitidas o publicadas.

El fiscal defiende que se pueda prohibir la emisión o publicación de imágenes que no se hubieran difundido aún, pero no cree que la vía elegida por Telma Ortiz sea la correcta para intentar impedir que las cámaras la graben o fotografíen en el futuro.

Huélamo justificó así la ausencia de 'peligro de mora procesal' -uno de los requisitos de la adopción de medidas cautelares-, ya que, "si no hubiesen existido las imágenes aportadas podríamos decir que existe peligro de que se divulguen, pero las imágenes se han difundido" luego, en su opinión, "no existe ninguna necesidad de medida cautelar para salvaguardar una futura e hipotética sentencia estimatoria".

El fiscal ha repasado variada jurisprudencia y entre ésta ha citado a un magistrado del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, que señaló que "quien entra voluntariamente en la escena pública no puede pretender ser una persona con derecho al anonimato".

La aludida no ha escuchado sus palabras. Aunque la juez María Lourdes Pérez Padilla había autorizado esta mañana a Telma Ortiz a que se ausentara de la sala y la había convocado a las 17.00 horas, ésta ya no ha regresado al Juzgado.

La demandante había alegado que se encontraba en periodo de lactancia para justificar su necesidad de volver a casa durante la mañana. Como los abogados de los demandados habían confirmado que no tenían intención de interrogarla, la juez ha permitido que se marchara. Este último argumento es el mismo que ha permitido no regresar a la sala a Telma Ortiz. Sí ha acudido por la tarde, por si era necesaria la identificación de pruebas, su pareja, Enrique Martín Llop.

Tras la intervención de los letrados de la defensa por la mañana, la tarde se ha dedicado a la presentación de pruebas documentales, consistentes en fotografías y vídeos, que sólo se han mencionado, pero no se han mostrado. La juez ha impedido, además, por extemporáneo e improcedente la presentación de nuevas pruebas -tres vídeos. que no constaban en la demanda.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Toledo dispone ahora cinco días hábiles, según marca la ley, para tomar una decisión sobre la petición de Telma Ortiz y dictar un auto.