Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Abdicación del rey

Los desafíos a los que se enfrenta Felipe VI

Recuperar la confianza de los españoles, resolver el conflicto independentista de Cataluña y consolidar el papel de embajador de España en el extranjero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos anunció ayer su abdicación en favor del príncipe de Asturias. En los próximos días, don Felipe asumirá oficialmente el cargo al frente de la jefatura del Estado, y con él los desafíos que conlleva su futura etapa como rey de España.


El príncipe Felipe. El príncipe Felipe.

El príncipe se enfrenta a este reto en unas circunstancias complicadas para la monarquía. El descenso de apoyo de los españoles a la institución en los últimos años obliga a don Felipe a que cumpla, como primera tarea al frente de la jefatura del Estado, la misión de ganarse la confianza perdida de los ciudadanos.

Resultados positivos para el príncipe

Las encuestas sobre el respaldo de los españoles a la monarquía en el último año no han proporcionado resultados favorables para la institución.

Según el sondeo de Sigma Dos realizado para El Mundo en enero de 2014, el apoyo al reinado de don Juan Carlos bajó nueve puntos en doce meses. Tan sólo el 41,3% de los ciudadanos mostraron una opinión favorable del rey en esta encuesta, mientras que el 62% de los españoles se posicionaron a favor de su abdicación.

A pesar de estos resultados en los que se evidencia la pérdida de apoyos a la institución, cinco puntos en el último año, siendo la primera vez que la monarquía no pasa el 50% en el porcentaje de ciudadanos que respaldan a la familia real, no todos los datos obtenidos de este sondeo fueron negativos.

Los españoles aprueban con nota el papel desempeñado por el príncipe de Asturias durante estos años como heredero a la corona española. Al igual que la reina Sofía, don Felipe supera holgadamente el 60% de apoyos de los ciudadanos, y un 56,6% de los encuestados confían en que recuperará el prestigio de la monarquía con su proclamación como rey.

Desafío independentista

Otras de las cuestiones a las que don Felipe deberá dedicarse plenamente cuando asuma sus funciones al frente de la jefatura del Estado es el conflicto independentista de Cataluña, un hecho en el que ya empezó a profundizar hace algunos meses.

La presencia del príncipe de Asturias en esta comunidad autónoma se ha intensificado notablemente en el último año. Don Felipe comunicó a La Zarzuela, en febrero, que quería dejarse ver más en Cataluña. Y lo ha cumplido.

Todos los meses, el príncipe viaja a esta autonomía con el objetivo de suavizar el clima de tensión suscitado a raíz de la idea secesionista de Artur Mas. En sus visitas oficiales a Cataluña, el príncipe no sólo mantiene encuentros institucionales con personalidades del ámbito empresarial y político, también intenta, siempre que la ocasión se lo permite, acercase a los ciudadanos para conocer de primera mano su opinión sobre este tema.

Además, La Zarzuela ha elegido este territorio como uno de los principales focos en los que centralizar los compromisos oficiales de la institución. Únicamente superada por Madrid, Cataluña es la segunda autonomía a la que la familia real se desplaza con mayor frecuencia para cumplir con sus actos de agenda.

Consolidar su presencia en el extranjero

Don Juan Carlos se ha consolidado, en su etapa de reinado, como el principal embajador de España en el extranjero. El monarca ha viajado en los 39 años como jefe de Estado por todo el mundo, afianzando las relaciones del país en el exterior y favoreciendo el impulso de las empresas españoles a nivel internacional.

Ahora, don Felipe deberá igualar el papel desempeñado por el rey en el extranjero. De momento, su influencia en el exterior se ha hecho especialmente visible en Latinoamérica. El príncipe ya ha asistido a cinco tomas de posesión, en 2014, en Sudamérica y Centroamérica, y finalizará el año acudiendo a un total de ocho actos de investidura en estos territorios.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·