Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El alcalde se escuda en un informe jurídico

Un juzgado decidirá si el retrato del rey vuelve a un lugar preferente del ayuntamiento de Pamplona

España

La Delegación del Gobierno presentó un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del gobierno de Bildu

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una de las primeras decisiones que el nuevo alcalde de Pamplona, de Bildu, tomó al comenzar la legislatura tras las elecciones municipales del 24 de mayo fue el cambio de la posición de los símbolos oficiales que presidían el salón de plenos del ayuntamiento.


Retrato de Felipe VI y banderas, detrás del público del salón de plenos de Pamplona. Retrato de Felipe VI y banderas, detrás del público del salón de plenos de Pamplona.

Por orden del alcalde, Joseba Asirón, se retiró el crucifijo y el cuadro del rey Juan Carlos que todavía estaba en el salón. En su lugar colocó varios tapices del siglo XVIII. Las banderas, que estaban situadas detrás de la mesa de presidencia, donde se sienta el alcalde, fueron “desterradas” a la esquina contraria, detrás de los bancos donde se sienta el público que asiste a los plenos.

En ese mismo rincón cuelga ahora la imagen de Felipe VI, que puso el equipo de gobierno de Unión del Pueblo Navarro tras la abdicación de Juan Carlos. El “arrinconamiento” del retrato oficial del rey provocó la respuesta de la Delegación del Gobierno en Navarra, que envió un requerimiento al alcalde para que cumpliera la Ley de Banderas, tal y como contó Monarquía Confidencial.

Una vez que no recibió respuesta del ayuntamiento de Pamplona, la Delegación puso en marcha a su servicio jurídico para llevar el asunto a los tribunales.

La representación del Gobierno de España en la comunidad foral entiende que además de la Ley de Banderas, que obliga a colocar la enseña nacional en lugar preferente del interior, Bildu también infringe el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Corporaciones Locales, que dice en su artículo 85.2 que “en lugar preferente del salón de sesiones estará colocada la efigie de S.M. el Rey”.

MC ha podido saber que la Delegación del Gobierno presentó hace unas semanas un recurso ante un juzgado de lo contencioso-administrativo de Pamplona para tratar de revocar la decisión del alcalde de “esconder” en un rincón los símbolos del Estado.

El recurso se está tramitando en ese juzgado, ya que este tipo de recursos contencioso-administrativo siempre se admiten a trámite. Monarquía Confidencial ha tratado, sin éxito, de recabar la versión del ayuntamiento de Pamplona sobre este asunto.

Hace unos meses, la explicación que daban desde el consistorio es que un informe técnico de su asesoría jurídica avalaba la legalidad de la decisión de recolocar el cuadro en otro punto del mismo salón de plenos. Ahora un juez decidirá si da la razón al gobierno de Joseba Asirón (Bildu) o si le obliga a restituir el retrato del rey Felipe en el lugar que ocupaba antes de que llegaran al poder la izquierda abertzale.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·