Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Auditoría anual

La casa real cuenta con un remanente de 3,2 millones para gastos extraordinarios

En 2015 aumentó su tesorería en 201.302 euros respecto al año anterior. La Intervención General del Estado certifica que la contabilidad de Zarzuela refleja fielmente la situación financiera de la institución

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Casa del Rey ha hecho público el informe de auditoría de sus cuentas anuales que ha elaborado la Intervención General del Estado por primera vez sobre el uso dado en 2015 a la asignación que recibe de los Presupuestos Generales.

El rey recibe en Zarzuela al interventor general de la Administración del Estado, José Carlos Alcalde Hernández. El rey recibe en Zarzuela al interventor general de la Administración del Estado, José Carlos Alcalde Hernández.

Tal y como se contó en estas páginas hace unas semanas, la casa real estaba esperando a recibir en estas fechas el informe completo de la auditoría al que por primera vez en la historia se ha sometido la Corona.

En un paso más para aumentar la transparencia de sus cuentas, meses después de la proclamación de Felipe VI se firmó un acuerdo por el que la Intervención General del Estado empezaría a fiscalizar las cuentas de la Casa del Rey.

Pese a que el Jefe del Estado, según la Constitución, distribuye libremente la asignación económica que recibe de los Presupuestos Generales, don Felipe quiso someterse al control de los interventores para que así se supiera con mucho mayor detalle y sin lugar a dudas a qué destina el dinero público la Casa del Rey.

Este 31 de mayo Zarzuela hizo público el informe de auditoría, que llegó al Jefe de la Casa el 23 de mayo y que Jaime Alfonsín aprobó un día después.

La conclusión general de los interventores del Estado destinados a revisar la contabilidad de la casa real es que “ las cuentas anuales adjuntas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la Casa de Su Majestad el Rey a 31 de diciembre de 2015, así como de sus resultados y del estado de liquidación de su presupuesto correspondiente alejercicio anualterminado en dicha fecha, de conformidad con el marco normativo de información financiera que resulta de aplicación y, en particular con los principios y criterios contables y presupuestarios contenidos en el mismo”.

Además de confirmar que la Casa del Rey tuvo un superávit de 177.130 euros en 2015, el informe aporta otros muchos datos sobre cómo se gastaron el año pasado los 7,75 millones de euros que tenía de asignación pública.

Por ejemplo, en la auditoría se dan detalles sobre el “remanente de tesorería”, que es la cantidad que tiene la Casa del Rey para hacer frente a gastos extraordinarios. En el informe de la Intervención General del Estado se explica que pese al no existir una partida destinada a “reservas”, es el patrimonio neto del que la casa puede disponer para hacer frente a gastos que no puedan ser afrontados con la cantidad asignada por los Presupuestos Generales del Estado.

De ese patrimonio neto, un gran parte está formada por inmovilizado: es decir, bienes que no se pueden convertir en dinero líquido con rapidez. La otra parte es el “remanente de tesorería no afectado”, que supone también el único recurso de financiación para hacer frente a los anticipos que realiza la Casa del Rey aunque esos gastos son asumidos por otros organismos.

En 2015, la casa consiguió aumentar el remanente de tesorería total en 201.320,03 euros: pasó de 3.070.573,73 euros en 2014 a contar con 3.271.893,76 euros en 2015 en ese concepto de remanente.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·