Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Las claves de la separación de los duques de Lugo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Zarzuela quieren hablar de separación legal, no de divorcio. La Reina se llevó un susto con la noticia del sábado de El Mundo. Los abogados de Jaime Maricharlar, que también lo son del diario de Pedro Jota, quieren un comunicado de los abogados. La noticia será dada a conocer esta semana mediante un comunicado de la Casa Real a la agencia Efe. Doña Elena comenzará inmediatamente los trámites para conseguir la nulidad matrimonial.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Cuando se escriban las crónicas sobre el divorcio de los duques de Lugo, los que las tengan que contar se van a hacer un lío, y no porque llevemos dos años mareando la perdiz con lo del 'cese temporal de la convivencia', sino porque la desinformación, como la información que llega a los medios de comunicación, empieza a cobrar ribetes de sainete.

Desde hace quince días, cuando La Vanguardia y el semanario Tiempo dieron la noticia del inminente divorcio de los duques de Lugo, cada vez que algún periodista llama a Zarzuela, a la oficina de prensa, o hablan con alguien de la Casa del Rey recibe la misma contestación: "Están en trámite"; "No sabemos aun como será el comunicado, ni siquiera si habrá comunicado"; "Nosotros no tenemos ninguna información al respecto"

Otra cosa muy distinta son los abogados de la parte, de la parte de Jaime Marichalar, claro, que informan a sus amigos, siempre con una prudente reserva, que la cosa está al caer. Así las cosas, la noticia que publicaba el sábado el diario El Mundo, con gran desplegue tipográfico, sorprendía por algo: la ausencia de información. Anunciaba eso sí, el inminente anuncio del divorcio de los duques de Lugo: nada nuevo. ¿Entonces? Pues que la información procedía de los abogados del duque. ¿Y que novedad aportaba? Pues la inclusión dentro de la información de la nulidad como próximo horizonte para la pareja.

La publicación ayer de un nuevo teletipo por la agencia oficial Efe sobre el divorcio venía a informar de lo mismo: "La Infanta Elena y Jaime de Marichalar, Duques de Lugo, están en trámites de divorcio, aunque, según fuentes del Palacio de la Zarzuela, la Casa del Rey no tiene constancia de que se haya llegado a acuerdo alguno en el mismo, por lo que eluden cualquier otro comentario sobre la situación". Es decir, nada nuevo. Pues bien, en esta ceremonia de la confusión lo único que parece quedar claro es lo que decíamos ayer:

1. Está a punto de salir el comunicado. Por alguna razón, sin duda de control, los abogados quieren controlar también ese comunicado que podrían ofrecer a la agencia Efe una vez que Zarzuela dé el visto bueno .2. Zarzuela no quiere hablar de divorcio y prefiere la 'separación legal' para la nueva situación. Una forma de prolongar lo que ya no admite paños calientes. 3. La Reina no quiere oir hablar de la palabra divorcio, y el sábado se llevó un disgusto con la noticia de El Mundo, aunque ya ha asumido que no controla la situación. y 4. La infanta doña Elena comenzará en breve los trámites para la nulidad matrimonial pues, desde Zarzuela ya se han realizado consultas informales al respecto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·