Viernes 18/08/2017. Actualizado 14:09h

·Publicidad·

España

Se conservan en el invernadero del Palacio de la Zarzuela

Dos bonsáis de Juan Carlos I se exponen en Alicante

La Casa Real ha cedido dos de los árboles enanos de la colección del rey emérito, que los presta para congresos de expertos en este arte asiático

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los aficionados y expertos del cultivo de bonsáis tienen este fin de semana una cita en el municipio alicantino de Orihuela. Entre los muchos árboles reducidos que se pueden ver en la VII Exposición de Bonsái ‘Ciudad de Orihuela’, hay dos que proceden del Palacio de la Zarzuela.

Bonsai arce burgerianum del rey Juan Carlos, regalo de un primer ministro japonés. Un bonsai del rey Juan Carlos, regalo de un primer ministro japonés.

Así lo explican a Monarquía Confidencial fuentes del Club Bonsái Oriol, uno de los organizadores de este evento que se celebra en la Sala de Exposiciones de La Lonja de Orihuela, con la colaboración de la Concejalía de Cultura del ayuntamiento y la Fundación Cultural Miguel Hernández.

Cuando estaban preparando esta exposición, en el mes de mayo, los impulsores decidieron escribir a la Casa del Rey para hacerles una petición: que les cedieran para este evento dos de los bonsáis de la colección particular de Juan Carlos I. Y es que el rey emérito es un gran aficionado a este arte de origen japonés de cultivar árboles enanos en macetas, igual que el ex presidente Felipe González.

Desde la Casa Real les dieron luz verde. “Tuvimos que ir a recogerlos al Palacio de la Zarzuela”. Allí, en el complejo situado en el madrileño Monte del Pardo, hay un invernadero en el que entre otras plantas se encuentra la colección de bonsáis del rey Juan Carlos.

Los organizadores de la exposición en Orihuela viajaron a Madrid y recogieron en Zarzuela los dos bonsáis que ha cedido el padre de Felipe VI. Se trata de un haya de triple tronco y de un ‘zelkova nire’, un bonsái procedente de China y Japón, mientras que la primera sí se cría en España.

Don Juan Carlos fue aumentando su colección de bonsáis gracias a los árboles que le regalaban, por ejemplo, embajadores acreditados en España. También un primer ministro de Japón le obsequió con un ‘arce burgerianum’, que se puede ver más arriba.

La Casa del Rey cede en algunas ocasiones los bonsáis de Juan Carlos I para congreso nacionales o internacionales de este arte japonés. En este caso en Orihuela, además de contemplar los bonsáis del rey los asistentes a la exposición podrán ver el domingo una demostración: un experto en el cultivo cogerá un bonsái en bruto y en varias horas de trabajo le dará una forma determinada.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·