Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

¡Que se besen, que se besen!, el clamor dirigido a los príncipes de Asturias en el concierto de Shakira

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } Empieza a ser una imagen normal, la presencia de los príncipes de Asturias en conciertos y espectáculos, con gente de la calle. Sí hace dos semanas pudo verse a doña Letizia disfrutar con unas amigas de la música de Bon Jovi durante la gala de los premios MTV, el viernes acudió junto a don Felipe al Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid para presenciar el concierto de Shakira.

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } Aunque fueron invitados a la zona noble del recinto, los príncipes prefirieron disfrutar de la velada en las gradas, en compañía de unos amigos. Su presencia supuso toda una sorpresa para los cerca de 18.000 espectadores que asistieron al concierto de la cantante colombiana.

Según ha podido saber Monarquía Confidencial por medio de asistentes al evento, doña Letizia no se sentó en ningún momento de la actuación. Es más, se le vio entusiasmada con las canciones de Shakira, coreando y bailando todas, especialmente el ‘Waka, Waka’. Además, no dejó de saludar a las personas que se acercaron a ella.

Estas mismas personas confiesan que, al contrario que la princesa, don Felipe se mostró algo más comedido. Sólo se le vio más suelto con la interpretación de ‘Loba’, uno de los temas musicales más ovacionados de la noche.

El dispositivo de seguridad que acompañó a la pareja durante la velada resultó ser bastante discreto, ya que apenas se notó su presencia.

Tal fue el número de miradas atraidas por los príncipes con su presencia que la propia doña Letizia llegó a hacer un gesto con las manos indicando que la verdadera protagonista de la noche era la que estaba sobre el escenario, no ellos.

Entre los cánticos con los que se obsequió a los príncipes se escuchó el consabido: “¡Que se besen!, ¡que se besen!”. La pareja no quiso defraudar a su público: se besaron, y así quedó reflejado en algunas fotografías, publicadas después por la prensa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·