Martes 19/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Fue un regalo de Hussein de Jordania a Juan Carlos I

11 años sin vacaciones de Felipe y Letizia en La Mareta

El rey cedió en diciembre la residencia de Lanzarote para fines turísticos. Su última estancia fue en la Nochevieja de 2005 con Leonor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La residencia de la familia real en las Islas Canarias es una ‘olvidada’. Desde que los reyes la visitaran en diciembre de 2005 junto con la princesa Leonor, no han vuelto a pisar La Mareta. El pasado diciembre, Felipe VI firmó un convenio en el que la cedía al servicio de los intereses turísticos de España.

La Mareta. La Mareta.

La última vez que el monarca pasó unas vacaciones en la residencia de las Islas Canarias fue en 2005 para celebrar el fin de año. Acudió junto con su esposa, la reina Letizia y la princesa Leonor, cuando esta última era una recién nacida.

Desde entonces, el rey no ha vuelto a pisar la casa ubicada en la localidad de Costa Teguise, a excepción del pasado diciembre. El motivo fue que Felipe VI cedió la residencia de Lanzarote para la promoción turística de España.

Por expreso deseo, el hijo de Juan Carlos firmó un convenio de colaboración en el que posibilita la utilización de las instalaciones de la residencia en defensa de los intereses turísticos.

En la firma del documento también estuvieron presentes el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria y el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez Armiñán.

Por su parte, Soria explicó que la idea era que autoridades y representantes de instituciones sean invitados a hospedarse y a disfrutar del complejo para contribuir a la “marca España”.

Añadió también que, este acuerdo hace posible que residencias reales puedan ser utilizadas también como instalaciones en las que se puedan celebrar eventos relacionados con el turismo o la cultura del país.

El rey Hussein de Jordania a finales de los años 70 mandó diseñar La Mareta al artista lanzaroteño César Manrique. Sin embargo, a pesar de que visitó en alguna ocasión la isla, no se hospedó nunca ahí. Es por ello por lo que en 1989, el monarca cedió la residencia a Juan Carlos I, pasando posteriormente a pertenecer a Patrimonio Nacional.

La familia real española utilizó por primera vez La Mareta en 1993 tras la muerte del Conde de Barcelona. Diez años más tarde, el rey emérito perdió ahí a su madre, María de las Mercedes.

Entre las diferentes visitas de la monarquía española, hubo otros huéspedes en la residencia de Lanzarote. El canciller alemán Gerhard Schröder, el presidente checo Václav Havel así como José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·