Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El rey prioriza en su actividad los asuntos internos de España frente a la proyección internacional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos se recupera favorablemente de su operación y, del mismo modo, va retomando paulatinamente su agenda de actos. Aunque desde que se reincorporase hace unos meses el rey no ha participado en un gran número de actividades, sí ha focalizado la mayor parte de su agenda pública y privada en tratar temas que afectan directamente a España.

El rey se ha centrado en colaborar para solucionar la situación actual de España. Ha dejado a un lado, de momento, y en parte por su delicada salud, los viajes al extranjero con empresarios bajo el signo de la "Marca España". Sí realizará una visita a Marruecos este verano, aunque ahora su prioridad es otra.

Según ha sabido Monarquía Confidencial, el rey está ahora intensamente involucrado en encontrar junto a los líderes del Gobierno y la oposición la forma de estabilizar económicamente el país. Ha dado un paso hacia delante y ésta es ahora su principal línea de actuación.

Incrementar las reuniones con agentes sociales, empresarios y representantes políticos se ha convertido, por tanto, en el objetivo prioritario de la Casa del Rey a la hora de elaborar su calendario de actividades.

El rey no solo se ha visto en privado durante las últimas semanas con el presidente del Gobierno. Don Juan Carlos no ha interrumpido en ningún momento su despacho semanal con Mariano Rajoy, pero también se ha visto en Zarzuela con otros actores de la política nacional.

Durante las últimas semanas, estos movimientos del monarca han quedado reflejados en las distintas reuniones privadas que han sido filtradas a algunos medios de comunicación. Entre ellas destacan las que ha mantenido por separado recientemente con los últimos tres presidentes del Gobierno: Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero.

El objetivo de estos encuentros, según se desprende de los comentarios que realizan personas cercanas al rey, es intentar "propiciar acuerdos" para que las fuerzas políticas resuelvan los graves problemas que preocupan realmente a los españoles: economía y política.

Don Juan Carlos también ha mantenido encuentros discretos en las últimas jornadas con empresarios catalanes. Aunque sus identidades no han trascendido, el rey se encuentra especialmente preocupado por la deriva soberanista de Artur Mas y quiere conocer de primera mano la opinión del empresariado local.

En esta nueva actitud de don Juan Carlos se enmarca la inédita cita que se produjo ayer, 19 de junio. El rey almorzó por primera vez en 38 años, y por iniciativa propia del monarca, con la comisión permanente del Consejo de Estado en la sede de este organismo.

El fin de este encuentro fue conseguir que los ciudadanos recuperen la confianza perdida durante los últimos tiempos en las distintas instituciones en las que recae la gestión el país. Entre los temas abordados durante el almuerzo destacaron la ley de reforma electoral y la recuperación económica.

Los expertos consultados señalan que el cambio de focalidad de la agenda hacia temas relacionados con la política interior recuerda a la actitud que mantuvo don Juan Carlos durante la Transición.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·