Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La Zarzuela quiere reconducir los “corrillos” de periodistas para que no se desvirtúen las recepciones a las que asisten los Reyes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La recepción del Rey al Cuerpo Diplomático celebrada ayer, en el Palacio Real, tuvo como novedad la imposibilidad de que los periodistas asistieran al posterior vino de honor, con lo que no se produjeron los “corrillos” de periodistas que se han visto en ocasiones anteriores, la última en la Pascua Militar.

Las explicaciones a los informadores fueron que “estamos en periodo electoral” y por tanto no resultaba procedente convertir en cita informativa una convocatoria institucional. Además, se daba la circunstancia de que en el acto solamente estaba presente el presidente del Gobierno, pero no, por ejemplo, el líder de la oposición.

Sin embargo, fuentes cercanas al Palacio de la Zarzuela consultadas por Monarquía Confidencial señalan que el objetivo de futuro es que estos actos no se “desvirtúen” como consecuencia de los contactos de los periodistas con los miembros de la Familia Real o con los asistentes a ellos. Además, resulta poco adecuado que haya declaraciones de políticos, estando los Reyes presentes.

De igual modo, se argumenta que el acto de ayer tenía como destinatarios a los diplomáticos, muchos de los cuales tenían la posibilidad de un contacto con los Reyes durante el posterior vino de honor, algo que no se produciría si allí estaban trabajando un grupo de periodistas.

Lo mismo se aplica al caso de la Pascua Militar. Se trata de una celebración para los miembros del Ejército, que también esperan esa relación posterior con los miembros de la Familia Real. Sin embargo, tal como ocurrió el pasado 6 de enero, la atención a los periodistas dejó a los militares fuera de esas charlas informales con los Reyes.

Las mismas fuentes consultadas por MC explican que, si en el pasado el número de periodistas que cubrían información de la Casa Real eran poco más de media docena, en la actualidad, por la proliferación de medios, rondan los cuarenta periodistas que asisten a estos actos.