Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Zarzuela desmiente que la Princesa de Asturias se haya operado de la barbilla y de la cara

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Quizá el error fue no anunciar previamente la operación, o quizá inmediatamente después. Pero el hecho de que fueran los fotógrafos, y algunos periodistas, los que, con sus preguntas, a Zarzuela consiguieran desvelar la operación de nariz de doña Letizia, sigue dando que hablar. Hasta el punto de que la propia Casa del Rey ha tenido que aclarar que la Princesa de Asturias no se ha operado de la barbilla ni de la cara. Sólo la nariz.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

No obstante, se da por seguro que especulaciones no cesarán. Con preguntas como las siguientes: ¿Por qué se opera la nariz ahora, y no cuando trabajaba como presentadora del Telediario?¿No era entonces más necesario respirar y respirar bien? En fin: ¿no habría sido más lógico dar todos los datos: día, lugar y equipo médico que la operó?

Es un hecho, desde luego lo es en periodismo, que cuando no hay información hay especulación. Algo que sabe muy bien la Princesa. Y en este caso, no cabe duda, ha existido falta de información.

Una persona de la Casa, con la que ha hablado Monarquía Confidencial, comenta que lo que está ocurriendo es injusto. "Se han operado otros miembros de la Familia, y nadie se ha enterado, no ha pasado nada. Era algo privado y en ese ámbito ha quedado". Sin embargo, otras fuentes niegan esa afirmación. Explican que las enfermedades de la Familia Real no son algo privado, porque afecta a todo el país. Basta echar una ojeada a lo que ocurre en otras Casas Reales de Europa.

Además, en este caso ha habido algo sustancialmente diferente: la gente, la prensa se ha enterado. Y de la misma forma que no hubiera sido lógico especular sobre los hematomas en el rostro de la Princesa, también se habrían omitido todos estos comentarios si se hubiera dado toda la información en su momento.

Los expertos consultados por Monarquía Confidencial concluyen que la mejor política informativa es la que ayuda a los interesados y no los perjudica. Y los 'interesados' en esta cuestión son los Príncipes. Que, además, lo necesitan.