Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El rey quiso adelantar su reaparición en público y mostró un aspecto saludable en el Santiago Bernabéu. Le acompañó su nieto Felipe Juan Froilán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No estaba previsto que el rey reapareciera en público hasta dentro de unas semanas, pero don Juan Carlos realizó la noche martes un gesto para demostrar que su recuperación va por el camino correcto y que, en breve, retomará con normalidad su agenda de trabajo.

Cuando el rey pasó por el quirófano para ser intervenido de dos hernias discales, los médicos fijaron para él una recuperación de entre dos y seis meses. Sin embargo, el intenso trabajo de don Juan Carlos en el gimnasio, con sesiones de mañana y tarde, está dando sus resultados.

Aunque su reaparición estaba prevista para dentro de dos semanas (posiblemente con motivo de la final de la Copa del Rey), Zarzuela anunció a media tarde la presencia del rey en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu para presenciar el partido de semifinales de Champions League entre el Real Madrid y el Borussia de Dormund.

Don Juan Carlos tuvo que ser ayudado por el servicio de la Zarzuela a descender las escaleras del palco, aunque lo hizo sin problemas.

El rey llevaba varias semanas comentando que quería regresar, cuánto antes, a su trabajo diario. Así lo afirmó el propio príncipe Felipe hace pocos días, reconociendo que don Juan Carlos no se siente cansado.

El monarca realiza cuatro horas de rehabilitación diaria en Zarzuela, lo cual ha sido clave para su pronta recuperación.

De momento, don Juan Carlos debe caminar con la ayuda de muletas y permanecer poco tiempo de pie. En el Bernabéu se le vio en todo momento sentado, charlando amistosamente durante todo el partido con Florentino Pérez y con el presidente del equipo alemán, Hans-Joachim Watzke.

El rey retomó su agenda púbica el 22 de abril, con una audiencia a José Manuel Caballero Bonald. Después recibió al primer ministro eslovaco, Robert Fico y, el domingo, se le pudo ver de píe en las puertas del Palacio de la Zarzuela, ayudado por unas muletas, abrazando al rey Abdalá II de Jordania.

El aspecto que mostró el rey en el Bernabéu fue saludable. En las tertulias radiofónicas se comentó que había perdido peso y que se encontraba a punto de retomar su agenda de trabajo.

El rey estuvo acompañado en el palco por su nieto Felipe Juan Froilán, forofo del fútbol.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·