Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El Rey llamó a Zapatero hasta seis veces para apoyar la entrada de Lukoil en Repsol

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Según informó ayer "Público", don Juan Carlos habría llamado hasta seis veces al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que éste cambiara su opinión sobre la operación, ya que, en un principio, no era aprobada por el jefe de los "socialistas". El medio dirigido por Ignacio Escolar se atreve incluso a llevar la contraria a  La Zarzuela, pues indica que las llamadas a Zapatero no fueron las únicas conversaciones telefónicas que el Rey mantuvo sobre la polémica accionarial. Según señala este diario, "el primer ministro ruso, Vládimir Putin, llamó a Juan Carlos de Borbón hace unos días y, entre otros temas, abordaron la posible compra".

 

FOTOGRAFÍA: Don Juan Carlos y Vládimir Putin durante una visita del primer ministro ruso a España durante este verano.

Continúan los comentarios en torno a la figura del Rey por la posible adquisición del 30% de las acciones de Repsol por parte de la petrolera rusa Lukoil. Según informó ayer "Público", don Juan Carlos habría llamado hasta seis veces al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que éste cambiara su opinión sobre la operación, ya que, en un principio, no era aprobada por el jefe de los "socialistas".

No quedan ahí las informaciones de "Público". El medio dirigido por Ignacio Escolar se atreve incluso a llevar la contraria a Zarzuela, pues indica que las llamadas a Zapatero no fueron las únicas conversaciones telefónicas que el Rey mantuvo sobre la polémica accionarial. Según señala este periódico, "el primer ministro ruso, Vládimir Putin, llamó a Juan Carlos de Borbón hace unos días y, entre otros temas, abordaron la posible compra".

"Monarquía Confidencial" informó ayer de que un portavoz de la Casa Real aseguró que don Juan Carlos no había llamado por teléfono ni a Putin ni tampoco al presidente ruso Dimitri Medvédev, sino que sólo había mediado en la maniobra en calidad de "especialísimo embajador", aprovechando sus contactos y poniéndolos a disposición de España.

Ante el revuelo político organizado, Zapatero declaró ayer en sesión de control al Gobierno que el Ejecutivo "apoyará" que los accionistas de referencia y control de Repsol sean españoles, y que defenderá su "autonomía e independencia" y el respeto al libre mercado. En otro orden de cosas, diversos medios especializados alertaron ayer de que la compra del 30% de Repsol por Lukoil pierde fuerza ante los problemas de la petrolera rusa para financiar la adquisición.