Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Las palabras del Rey sobre Zapatero en un dominical provocan una tormenta política

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La coversación de don Juan Carlos con una periodista que preparaba un reportaje sobre el Presidente del Gobierno, publicadas el domingo en el Magazine de El Mundo, han provocado un torrente de comentarios en todos los medios de comunicación. Periódicos, periodistas, tertulias radiofónicas y artículos de opinión han analizado las palabras del Soberano. Ministros y políticos se han sumado ayer a los comentarios.

Las palabras de don Juan Carlos pronunciadas hace unos días en el ámbito del premio Cervantes, no son sin embargo casuales. Don Juan Carlos es consciente de lo que dice y así se lo hace ver al propio Zapatero cuando le dice que ha hablado sobre el. Para comprender mejor la intención, reproducimos -dentro de la entrevista exclusiva realizada por Mercedes Ibaibarriaga las palabras de don Juan Carlos sobre el Presidente del Gobierno

–Majestad, ¿me permite hacerle una pregunta?

–Dime, dime [el Rey se detiene en el empedrado del Patio de Filósofos de la Universidad de Alcalá de Henares, Madrid].

–Estoy preparando un reportaje sobre el presidente Zapatero. ¿Podría darme por favor su opinión sobre él, como persona?

–Sí. Es un hombre muy honesto. Muy recto. Que no divaga. O sea, la gente cree que hace cosas así... como divagando [el Rey levanta la mano y la hace oscilar de un lado a otro], pero no hay nada de eso. Él sabe muy bien hacia qué dirección va y por qué y para qué hace las cosas. Tiene profundas convicciones. Es un ser humano íntegro.

–Y sin embargo, le siguen considerando un enigma.

–Bueno, quizá por la forma de las cejas, el gesto, los ojos, esa sonrisa particular… Pero lo importante es el valor de lo que hay detrás de eso: un hombre recto.

–Gracias, Majestad.

–Nada, nada.

Don Juan Carlos se despide cálidamente y camina hacia la salida. Ha recorrido cuatro pasos desde el lugar donde estoy cuando, sin girarse ni dejar de avanzar, lanza en tono jovial: –¡Que te salga bien el reportaje!

Un miembro de la Casa Real sonríe. No salgo de mi asombro. Su Majestad acaba de responder, de forma personal y no institucional, a una pregunta sobre un presidente en ejercicio. No consta que lo haya hecho sobre Suárez, ni sobre Calvo-Sotelo, ni González, ni Aznar. Es verdad que me he saltado todos los protocolos pero, sencillamente, acabo de pedirle su visión particular de Zapatero y la ha dado.

Minutos después, cuando el presidente del Gobierno y su Majestad abordan distintos vehículos que los conducirán desde Alcalá de Henares a Madrid, tras la entrega del premio Cervantes, el Rey comenta a Zapatero: "He hablado de ti".

Me lo dice el propio Zapatero al día siguiente, en La Moncloa. (...)

–Presidente, no piense más, yo creo que el Rey contestó porque se lo pedí con toda naturalidad.

–Claro, ¡es que eso es clave! (...) La verdad es que tenemos muy buena relación, nos llevamos muy bien. Para mí, conocer a Su Majestad ha sido una de las mejores experiencias en estos cuatro años. El Rey me ha enseñado mucho. Sobre su sabiduría soy un buen notario. Al principio de mi mandato me transmitió, para mi ejercicio de la presidencia, una reflexión de su padre, don Juan de Borbón, sobre la diversidad de España. Decía que el Rey tenía que ser nómada, estar cerca de todas las comunidades. Su Majestad conoce muy bien nuestra diversidad y cómo hay que gobernarla.

* Aquí termina la parte de la entrevista que recoge las palabras del Rey sobre Zapatero y viceversa realizadas por Mercedes Ibaibarriaga. Pero eso no ha sido nada comparado con lo que ayer lunes sucedió. No solo se recordó que don Juan Carlos no se había referido a sus antecesores, lo cual tampoco es del todo cierto, sino que esas palabras fueran tan elogiosas, teniendo en cuenta el papel institucional que debe desempeñar don Juan Carlos.

A ello se han sumado las palabras pronunciadas ayer en Telecinco por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha señalado que, a su juicio, el Rey dijo "lo que piensa" cuando opinó sobre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y se comportó "como una persona" porque "todo el mundo tiene derecho a tener la guardia baja de vez en cuando".

"Se ha comportado como una persona, como si a usted o a mi nos cogen y nos preguntan a la salida de un acto. Todo el mundo tiene derecho a tener la guardia baja de vez en cuando". Quizá el ministro lo ha querido arreglar pero, para los políticos de la oposición, lo ha estropeado ya del todo.