Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El Rey nombra a Antonio Fontán, primer presidente del Senado de la democracia, marqués de Guadalcanal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos ha nombrado, "para demostrar mi real aprecio", marqués de Guadalcanal a Antonio Fontán Pérez (Sevilla, 1923), que fue profesor del monarca y el primer presidente del Senado durante la democracia, según publicaba el sábado el Boletín Oficial del Estado.

FOTOGRAFÍA: BORJA SÁNCHEZ TRILLO

El primer teniente de Guadalcanal (Sevilla), Eduardo Cordobés, ha explicado a Efe que el nombramiento de marqués se produce trece días antes de que la localidad serrana le distinga con la Medalla de Oro de la Villa, acto previsto el 25 de julio dentro de las Jornadas Patrimoniales de Santa Ana. Antonio Fontán Pérez es catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid y fue periodista y miembro del Consejo Privado del Conde de Barcelona, padre del Rey.

Ha sido distinguido con el título de Marqués de Guadalcanal "para demostrar mi real aprecio", señala el monarca español, que subraya la "destacada trayectoria en el mundo de la universidad, la política y el periodismo" de Fontán, según el Real Decreto 1.174/2008 que recoge el BOE. El título de marqués, que Fontán podrá disfrutar para él y sus sucesores "de acuerdo con la legislación nobiliaria española", supone "un notición" para Guadalcanal, según su primer teniente de alcalde, que calcula en unos trescientos años la relación de la familia del distinguido con la localidad serrana.

El rey también destaca que Fontán, editor principal del diario "Madrid", cerrado por Franco, según recuerda el político local, ha tenido "toda una vida marcada por su generoso espíritu de servicio público". El primer teniente de alcalde de la localidad sevillana afirma que la distinción prevista para Fontán el 25 de julio se basa en su aportación para la conservación del patrimonio histórico de Guadalcanal, y ha precisado que, de hecho, mantiene con sus propios fondos una iglesia de cuatro siglos de antigüedad.