Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Reabre al público un palacio borbónico de estilo oriental dos décadas después

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La llamada "Palazzina Cinese", la que fue una de las más originales residencias de los monarcas borbones en el Reino de las Dos Sicilias, ha sido sometido a arduos trabajos de restauración durante 23 años, ya sea en su interior como en el entorno natural que lo rodea, una tarea que ha costado cinco millones de euros. En el interior del edificio se suceden elementos ornamentales de oro, frescos y paisajes pictóricos llenos de pagodas, que se suman al propio estilo arquitectónico del palacete para justificar el adjetivo de "cinese", chino, en italiano.

 

FOTOGRAFÍA EN EL INTERIOR.

La llamada "Palazzina Cinese" de la ciudad de Palermo (Sicilia), un palacete de estilo oriental ordenado construir por el rey Fernando I de las Dos Sicilias (1751-1825), abrió ayer de nuevo sus puertas al público después de llevar cerrado dos décadas por trabajos de restauración. La que fue una de las más originales residencias de los monarcas borbones en el Reino de las Dos Sicilias ha sido sometido a arduos trabajos de restauración durante 23 años, ya sea en su interior como en el entorno natural que lo rodea, una tarea que ha costado cinco millones de euros. En el interior del edificio se suceden elementos ornamentales de oro, frescos y paisajes pictóricos llenos de pagodas, que se suman al propio estilo arquitectónico del palacete para justificar el adjetivo de "cinese", chino, en italiano. La obra fue encargada en 1790 por Fernando I de las Dos Sicilias y IV de Nápoles, hijo del rey español Carlos III, al arquitecto Giuseppe Venanzio Marvuglia, bajo el comisariado del barón Benedetto Lombardo. El palacete, que terminó de construirse en 1799, fue hecho residencia real cuando el monarca, tercer hijo de Carlos III y de María Amalia de Sajonia, y que fue quien se mantuvo durante más tiempo al frente del reino siciliano (1759-1825), se mudó de Nápoles (sur de Italia) a Palermo.

La visita al palacete podrá hacerse de forma gratuita con previa reserva hasta el próximo 18 de enero.