Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los Príncipes de Asturias dan el último adiós a los dos militares fallecidos en un atentado en Afganistán el pasado domingo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la despedida al brigada Andrés Suárez García y al cabo Rubén Alonso Ríos, don Felipe y doña Letizia transmitieron, antes del comienzo de las honras fúnebres, un emotivo abrazo a las viudas y otros familiares de los dos militares muertos en el atentado del pasado domingo, a quienes consolaron por unos minutos. Después de la homilía, el Príncipe de Asturias impuso sobre los féretros de los dos militares, envueltos en la bandera de España, la cruz del mérito militar con distintivo rojo, que tras el acto religioso fue entregada a los familiares de los fallecidos.

Los Príncipes de Asturias, el presidente del Gobierno, el jefe de la oposición y una amplia representación de la clase política arroparon ayer a las familias de los dos soldados fallecidos en atentado en Afganistán, en un funeral de Estado celebrado en la sede de la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat) en Figueirido (Pontevedra). En la despedida al brigada Andrés Suárez García y al cabo Rubén Alonso Ríos, don Felipe y doña Letizia transmitieron, antes del comienzo de las honras fúnebres, un emotivo abrazo a las viudas y otros familiares de los dos militares muertos en el atentado del pasado domingo, a quienes consolaron por unos minutos. A la base de la Brilat llegaron, poco antes de comenzar el funeral, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el líder del PP, Mariano Rajoy; el presidente del Congreso, José Bono; los ministros de Defensa, Cultura, y Medio Ambiente, Rural y Marino, Carme Chacón, César Antonio Molina y Elena Espinosa, respectivamente, así como el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, entre otras autoridades. Después de la homilía, el Príncipe de Asturias impuso sobre los féretros de los dos militares, envueltos en la bandera de España, la cruz del mérito militar con distintivo rojo, que tras el acto religioso fue entregada a los familiares de los fallecidos.