Jueves 27/04/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Cospedal se ha estrenado en el acto como ministra de Defensa

El rey, fiel a su estilo en la Pascua Militar: evita Cataluña en su discurso ante los mandos del Ejército

Ha destacado que el terrorismo centra ahora la preocupación de la sociedad y ha alabado el papel de los soldados desplegados en el exterior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A diferencia del mensaje que pronunció la pasada Nochebuena, cuando en referencia al proceso independentista catalán alertó del riesgo de fractura de España sin mencionarlo, el discurso de Felipe VI en la Pascua Militar se ha centrado en el ámbito castrense y la seguridad ante la amenaza del terrorismo.

Discurso del rey en la Pascua Militar. Discurso del rey en la Pascua Militar.

Felipe VI ha presidido su tercera Pascua Militar como rey de España. Después de pasar revista a las tropas en el Patio de la Armería del Palacio Real de Madrid, el Jefe del Estado ha saludado a las autoridades civiles y militares y ha pronunciado un discurso en el Salón del Trono en el que no ha habido referencias a la actualidad política.

Mariano Rajoy, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y el de Interior, Juan Ignacio Zoido, han recibido a los reyes Felipe y Letizia a la entrada del Palacio Real. Tras escuchar el himno de España y pasar revista a varias compañías de los tres ejércitos, el rey ha entrado en el Palacio para saludar a las decenas de invitados, la gran mayoría mandos de las Fuerzas Armadas. Era también el estreno de Cospedal en este acto como ministra.

Tanto la revista a las tropas como el saludo a los invitados se suprimió en las últimas Pascuas Militares del rey Juan Carlos, debido a que su estado de salud le dificultaba andar y estar mucho tiempo de pie. Don Felipe recuperó hace dos años ambas partes de esta celebración castrense.

Como viendo siendo habitual en este evento, don Felipe no ha hecho referencia a asuntos políticos en su discurso ante los más altos mandos militares. De hecho, no hubo referencias políticas de ningún tipo, a diferencia del discurso de Nochebuena, en el que el rey sí que abordó de forma más o menos directa el problema del independentismo catalán.

El monarca ha centrado su discurso en hacer un reconocimiento expreso de la labor que cumplen las Fuerzas Armadas, que les hacen merecedores de la admiración de otros ejércitos aliados y de las personas que se benefician de su labor en los países en los que operan. También ha tenido un recuerdo para los militares fallecidos en actos de servicio.

El rey ha explicado que sigue muy de cerca, de forma especial, los planes del Ministerio de Defensa para potenciar la capacidad de proyección de la fuerza y de reabastecimiento en vuelo, y para mejorar las tareas de inteligencia en las operaciones internacionales.

Ante el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el Jefe del Estado Mayor del Ejército, el Jefe del Estado Mayor del Aire y el Almirante General Jefe de Estado Mayor de la Armada, además de otros altos cargos de las Fuerzas Armadas, don Felipe ha querido ir más allá de lo militar y centrarse en la seguridad, justo cuando la alerta antiterrorista es máxima en España y en toda Europa. Ha felicitado, de forma expresa, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por su intensa lucha contra el terrorismo.

El rey ha destacado que en este 2016 “hemos vuelto a sufrir la embestida brutal del terrorismo”, que ha golpeado en las calles de ciudades de todo el mundo. “Frente a estas agresiones no cabe el desaliento”, ha dicho Felipe VI ante las máximas autoridades militares, de la Guardia Civil y del Centro Nacional de Inteligencia.

El mensaje más de fondo se ha dirigido también a los responsables políticos y a toda la sociedad. El rey ha reclamado una “reacción valiente y decidida de unidad y firmeza en la defensa de nuestro sistema de valores”, y ha remarcado el deber que tiene el Estado y sus autoridades en garantizar la seguridad de los ciudadanos para que puedan ejercer su libertad y sus derechos fundamentales.