Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los duques de Palma retoman sus actividades públicas en Washington

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mientras continúan las investigaciones judiciales en España por presunta corrupción del esposo de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, la pareja ha comenzado a retomar en Washington sus actividades públicas con escogidas citas en una ciudad donde todavía pueden guardar un cierto anonimato.

Si la semana pasada era la hija de los reyes de España la que se dejaba ver en un think tank de la capital estadounidense, este lunes fue el propio Urdangarín el que aparecía de forma inesperada en otro de los numerosos centros de pensamiento de esta ciudad, según pudo comprobar la agencia dpa.

El duque de Palma acudió hoy a un encuentro en el Centro Woodrow Wilson sobre las relaciones entre Estados Unidos y Brasil de cara a la próxima visita de la presidenta Dilma Rousseff a Washington.

El marido de la hija mediana de los reyes de España escuchó la conferencia, en la que participaron altos funcionarios del gobierno de Barack Obama, en una de las primeras filas del auditorio.

Consultado por periodistas, Urdangarín indicó posteriormente que había acudido por motivos profesionales. En Washington, el duque de Palma trabaja como consejero de Telefónica Internacional.

Sin embargo, el duque de Palma declinó hacer declaraciones sobre su caso, manteniendo así el silencio que ha guardado desde su regreso de España.

Allí testificó a finales del mes pasado durante largas horas ante el juez José Castro, que lo ha imputado en un caso de malversación de caudales públicos, prevaricación, falsedad documental y fraude a la administración durante el tiempo en el que estuvo al frente del Instituto Nóos, una organización en teoría sin ánimo de lucro.

El duque de Palma emula así a su esposa, quien la semana pasada apareció en al menos dos actos del prestigioso laboratorio de ideas Diálogo Interamericano. Al último de ellos, el pasado viernes, centrado en la situación de Haití tras el terremoto de 2010, la infanta acudió en su calidad de empleada de la Fundación La Caixa, que tiene proyectos en el empobrecido país caribeño.

Desde que estallara el caso Noós, a finales del año pasado, la pareja, que en los últimos años se instaló en Washington con sus cuatro hijos, había reducido al mínimo sus apariciones en actos sociales en la capital estadounidense. Anteriormente sin embargo, era habitual verlos sobre todo en eventos organizados por la embajada o entidades españolas e incluso realizando una vida normal dentro del relativo anonimato del que gozaban en esta ciudad.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·