Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los duques de Palma de Mallorca, propietarios de una empresa dedicada al negocio inmobiliario

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En 2003 la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, crearon Aizoom, una entidad cuyo objeto social era y es “la consultoría y asesoramiento en gestión de empresas y la compraventa y arrendamiento de bienes inmuebles”. Presidente y administrador único de Aizoom es Iñaki Urdangarín, mientras la infanta Cristina aparece como Secretaria General.

En la auditoría que acaban de presentar Aizoom en el Registro Mercantil de Barcelona  “la empresa ha tenido beneficios durante el ejercicio económico 2006” y “esperamos continuar con la línea de actuación que guía la política empresarial de la dirección para conseguir en 2007 superar ampliamente nuestras previsiones de crecimiento”.

Presidente y administrador único de Aizoom es Iñaki Urdangarín, mientras la infanta Cristina aparece como Secretaria General según las cuentas del Registro. Con unos activos de 1,3 millones de euros y unos fondos propios de 664.340 euros a 31 de diciembre de 2006 -según recoge El Economista- la compañía cerró el año con unos beneficios de sólo 3.478 euros, lo que supone un gran descenso respecto al año anterior donde estos rondaban los 400.000 euros.

Quizá una de las razones de que la infanta Cristina figure solo como Secretaria General radica en el hecho de que el Rey supuestamente habría pedido a los miembros de la Familia Real que no crearan empresas particulares. Efectivamente, a finales de febrero de este año, la Casa Real anunció “la firma Global Cinoscéfalos S.L. (…) ha iniciado el proceso de liquidación, trámite que acaba con la disolución de la compañía”.

Y es que a mediados de febrero pasado, los medios de comunicación habían difundido la noticia de que, desde el diciembre de 2007, constaba en el Registro Mercantil la inscripción que habilitaba a doña Elena de Borbón y Grecia como socio único de Global Cinoscéfalos, SL. También constaba que le acompañan en los órganos de gestión de la compañía, Carlos García Revenga, como administrador único, y su hermano Javier García Revenga como apoderado.

Global Cinoscéfalos SL había nacido en agosto de 2007, constituida por la sociedad Latorre y Asociados Consultoría, con un capital social de 3.600 euros. El primer apartado de su objeto social era el 'asesoramiento en materia económica contable y financiero', aunque estaba habilitada por sus estatutos, para operar en el sector inmobiliario: 'la promoción y realización de actuaciones urbanísticas (...) para la puesta en marcha, construcción, arrendamiento o cualquier otra forma de explotación de centros comerciales de ocio u hoteles'.

Aunque en aquel momento ningún portavoz de la Casa Real quiso hacer comentarios, las mayores críticas vinieron dadas por el hecho de que el administrador único, Carlos García Revenga, era secretario personal de la infanta y empleado a sueldo de la Casa del Rey. Entonces también se comentó que ni la infanta Cristina ni el Príncipe de Asturias participaban en el capital o en los órganos de gestión de ninguna sociedad mercantil, cosa que, como vemos, no es cierta.

Pero el interés inmobiliario de la Familia Real no acaba ahí. El pasado 25 de abril Iñaki Urdangarín asistía a la Junta General de Accionistas del Renta Corporación. Aunque fuentes de la empresa aseguraron que su presencia era una invitación de la casa, la memoria de la sociedad recoge que el duque de Palma de Mallorca es accionista y consejero asesor externo –desde mayo de 2006- de Mixta África, una promotora especializada en vivienda social, impulsada por Renta Corporación.

Precisamente Iñaki Urdangarín, a través de su empresa Aizoom, compró un uno por ciento de Mixta África en la ampliación de capital que tuvo lugar en junio de 2007. En aquel momento también entraron empresas como Morgan Stanley, que desembolsó 2,8 millones de euros por el 4,3 % del capital. Los nuevos accionistas cubrieron el 33 % de la sociedad de un capital de 20 millones de euros. Recientemente ha variado el capital de Mixta, una empresa que está construyendo 4.300 viviendas sociales promovidas por los gobiernos de Marruecos, Egipto, Túnez y Senegal, y por las que espera obtener unos beneficios de 300 millones de euros. El fichaje de Joseph Piqué como presidente ejecutivo, pretende además asegurar su salida a bolsa este año.

Pero la ‘pasión’ inmobiliaria no se queda en la Familia Real. Como ya recogimos en Monarquía Confidencial, Bruno Gómez Acebo, hijo de la infanta doña Pilar, hermana mayor de don Juan Carlos, intermediaron en la venta de Villa Giralda, la residencia en Madrid de los condes de Barcelona, a cambio de una comisión de 1,5 millones de euros (248,4 millones de pesetas). El precio total de la venta fue de 2,7 millones de euros (450 millones de pesetas), por lo que la comisión representó un inusual 55,5% sobre el total. Y su hermano, Beltrán Gómez-Acebo, participa en Vertical Inmobiliaria, una empresa que comercializa una isla en el pantano de Valdecañas. La primera fase ya está entera vendida y entre sus ilustres moradores se encuentran el propio Beltrán Gómez-Acebo, Alfonso Galobart, hijo de Sandra Marone, prima de don Juan Carlos; los sobrinos de Julio Iglesias; el cantante Carlos Baute; los Cotoner, nietos del marqués de Mondéjar, antiguo Jefe de la Casa Real.

La isla, que tiene un único acceso a través de un puente y cuenta con campo de golf, puertodeportivo, hotel de 5 estrellas y centro comercial, está concebida con varias fases de casas unifamiliares: en la primera, situada en primera línea de costa, vivirán las familias antes citadas.