Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En la cena de gala por la visita del presidente de Argentina

La reina Letizia luce una joya de pasar que heredó de doña Sofía

Por primera vez apareció con la tiara de flores de lis que regaló Alfonso XIII a Victoria Eugenia en su boda en 1906

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al asumir Felipe VI la Corona de España tras la abdicación de Juan Carlos I, doña Letizia recibió de la reina Sofía una serie de joyas, denominadas “de pasar”, que pasan de reina en reina de España desde Victoria Eugenia. Algunas de esas piezas se las puso por primera vez la reina Letizia en la cena de gala por la visita de Estado del presidente de Argentina.

La reina Letizia, con la tiara de flores de lis y un broche de lis. La reina Letizia, con la tiara de flores de lis y un broche de lis.

“Una diadema de brillantes con tres flores de lis” y “dos pulseras iguales de brillantes”: estas joyas de la larga lista que dejó en su testamento la reina Victoria Eugenia las lució la reina Letizia en la cena de gala que Felipe VI ofreció en el Palacio Real en honor al presidente de Argentina.

Las joyas de pasar proceden de la consorte de Alfonso XIII, que en el exilio decidió legar a María de las Mercedes, condesa de Barcelona y esposa de don Juan de Borbón, una serie joyas para que pertenecieran a las siguientes reinas de España.

Doña Sofía las lució en sus 39 años como reina, y con el relevo en la Corona las pasó a la reina Letizia. Sin embargo, ésta no las había utilizado prácticamente en estos dos años y medio.

Para esta cena de gala con motivo de la visita de Macri, la reina lució la diadema o tiara de flores de lis, una de las piezas más importantes de las joyas de pasar. Es obra de la joyería Ansorena, elaborada en platino y brillantes con charnelas que representan la flor de lis heráldica de los Borbones unidas por motivos vegetales de diamantes.

Fue un regalo de boda que Alfonso XIII hizo a Victoria Eugenia de Battemberg, que la lució el día del enlace matrimonial el 31 de mayo de 1906.

La reina Sofía la lució en muchas de estas cenas de gala, mientras que por ahora doña Letizia había optado por otras tiaras como la floral, que regaló Franco a la reina emérita; la prusiana; la llamada diadema de la Chata; y sobre todo la diadema Princesa, que fue un regalo de don Felipe a su esposa por un aniversario de boda.

Pulseras gemelas y broche de lis

Además, para esta cena de gala con Macri la reina Letizia también se puso otras joyas de pasar, como son las pulseras gemelas (asi las mencionó la reina Victoria Eugenia en su testamento).

Proceden de una corona, obra de Cartier, que Alfonso XIII también regaló a su prometida por la boda. Llevaba esmeraldas, rubíes y diamantes, pero tras la caída de la monarquía, y ya en el exilio, Victoria Eugenia encargó a Cartier que desmontara la corona.

Con los diamantes se elaboraron dos pulseras iguales, que se incluyeron entre las joyas de pasar como “pulseras gemelas” y que la reina Sofía también lució frecuentemente en actos solemnes.

A la tiara y las pulseras habría que añadir, entre las joyas que se puso doña Letizia este miércoles, un broche con la forma de la flor de lis que forma parte de esa tiara Princesa que le regaló Felipe VI. Se puede desenganchar de la tiara y usar como broche: en este caso, sí la había lucido en anteriores cenas de gala. En este caso se la puso sobre la banda de la Orden del Libertad, que le había concedido Macri a la reina previamente.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·