Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Letizia Ortiz no siente añoranza del periodismo. Las anécdotas de la visita a Onda Cero: “No me molestes”, dijo a don Felipe un editor que no había visto quién era

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Letizia Ortiz no siente añoranza del periodismo. Lo dijo con acento rotundo, a una pregunta que le planteó Carlos Herrera, durante la visita de los príncipes a la sede de Onda Cero, el jueves. La estancia estuvo llena de anécdotas.

Los príncipes llegaron en coche a la sede de la emisora, en San Sebastián de los Reyes, y se encontraron que en ese momento entraba también Carlos Latre, que los jueves protagoniza un espacio de humor en el programa de Carlos Herrera, en el que parodia a personajes famosos, uno de ellos, Jaime Peñafiel, conocido por sus críticas a doña Letizia.

Don Felipe y doña Letizia le saludaron con un “¿Llegas tarde?”, y luego estuvieron charlando con él unos instantes. Carlos Latre comentaría después: Menos mal que no me han escuchado en el estudio, y que no he tenido que imitar a Jaime Peñafiel”.

Pasaron a la primera planta, a la zona noble de la emisora, en una sala próxima al despacho del presidente, Javier González Ferrari, donde saludaron a la cúpula de la empresa, entre ellos José Manuel Lara, Silvio González, los directores de informativos y programas de Onda Cero, etc.

Después llegaron a la redacción en la que, cada uno por su lado, don Felipe y doña Letizia fueron visitando la sala, los estudios, hablando con la gente. Fue entonces cuando se produjo el saludo de Carlos Herrera a la princesa y su pregunta: “Usted, señora, tendrá añoranza del periodismo…”. Y sorprendió la rotundidad de la respuesta: “No”.

Julia Otero, que aprovechó para tomar algunas imágenes con su cámara, recordó al príncipe la visita que, catorce años atrás, realizó a Onda Cero cuando se encontraba en la calle Pintor Rosales, y que le saludó a la puerta. Comentó que le gustaría tener esa fotografía, dedicada, a lo que don Felipe respondió: “Mándame al foto”.

Mientras recorrían las instalaciones, el príncipe se acercó a un editor, que estaba trabajando con prisas para el informativo del mediodía. Le dio un pequeño golpe de saludo en la espalda, y el periodista, sin mirar atrás y sin saber quién era, le dijo: “No me molestes, que estoy trabajando”. Cuando se percató de quién era el protagonista, se quedó cortado.

Según han contado a Monarquía Confidencial fuentes de Onda Cero, los príncipes realizaron una visita “sin prisas”, y, por las preguntas y comentarios, demostraron estar muy al corriente de la programación de la emisora, incluidos espacios locales. Dejaron buen sabor de boca entre el personal, que al día siguiente se dedicaba a preguntar si habían salido en las fotos, y en su caso a pedirlas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·