Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Letizia y Máxima: dos futuras reinas con multitud de aspectos en común

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La princesa Letizia ha vuelto a ser foco de comparaciones durante los últimos meses. En esta ocasión no han sido referentes a la reina Sofía o a las infantas Elena y Cristina. El desencadenante de este nuevo examen a la princesa de Asturias se ha debido a la coronación de la princesa Máxima de los Países Bajos como reina consorte el 30 de abril. Ambas, aunque de distintas nacionalidades, poseen una gran cantidad de puntos en común.

Monarquía Confidencial ha consultado con algunos expertos en casas reales europeas con el objetivo de encontrar los aspectos coincidentes entre estas dos mujeres, que antes o después, se convertirán en reinas de países con culturas diferentes.

Las princesas Letizia y Máxima son dos de las consortes europeas que más aspectos de su vida comparten. Aunque se ha hablado que son dos personas muy afines entre sí, no se sabría precisar hasta qué punto su amistad traspasa el protocolo.

Lo que sí es cierto es que existe cierta complicidad entre ellas, en parte debido a que sus orígenes, aficiones y modo de vida son extraordinariamente similares, según coinciden los expertos consultados.

En primer lugar, ambas provienen de un pasado con multitud de aspectos en común: medio sociocultural similar, comparten idioma, las dos estudiaron una carrera y ejercieron profesionalmente en sus respectivos campos.

En esta misma línea, cabe destacar que ambas desarrollaron antes de casarse una actividad laboral acorde con sus estudios superiores en la que desarrollaron una carrera exitosa.

Además, su cercanía de edad, tan sólo las separan dos años, provoca una gran coincidencia en gustos y aficiones entre ambas, siendo el principal punto en común que las dos son mujeres muy activas.

Bodas reales con dificultades pasadas

Por otro lado, ninguna lo tuvo fácil para casarse con los herederos a los tronos de España y Holanda. En el caso de ambas, su pasado fue un obstáculo para convertirse en las futuras reinas.

Aunque las razones fueron muy dispares, la princesa Letizia era divorciada y Máxima, hija de un ministro de la dictadura de Videla, finalmente ambas se casaron por amor y por la iglesia.

Princesas y madres

Otro aspecto que comparten doña Letizia y la princesa Máxima es la maternidad, curiosamente, de solo niñas.

Las dos, según afirman sus más allegados, están altamente involucradas en la educación de sus hijas y sobre todo en preservar su infancia frente a la necesidad de los medios por informar sobre ellas.

Las dos princesas se ocupan personalmente de vigilar sus estudios, de elegir a las institutrices que las instruyen fuera del colegio y de disfrutar con ellas como niñas que aún son.

Sólo hay un punto que no coincide en la educación de las infantas Leonor y Sofía y la de las hijas de los futuros reyes de Holanda: las primeras cursan sus estudios en un prestigioso colegio privado (el mismo en el que los cursó el príncipe Felipe) y las segundas reciben su educación en un centro público de Ámsterdam a petición expresa de su madre.

Actividad como princesa consorte

Doña Letizia y la princesa Máxima son dos profesionales de su trabajo. Las dos desarrollan sus funciones como consortes del heredero sin tacha.

En el caso de Letizia, su agenda está centrada en el impulso a la investigación de enfermedades raras y el cáncer, así como la promoción y la mejora de la educación en España.

Por otro lado, aunque la actividad de Máxima en algunos casos se centra en estos mismos aspectos, a la princesa argentina le interesan especialmente los temas relacionados con relaciones internacionales y con economía en general, área en el que se formó en la universidad.

Amigas de la infancia

Otro aspecto que comparten es que mantienen la relación con sus grupos de amigas de antes de convertirse en los personajes públicos que son en la actualidad.

Tanto a doña Letizia como a la princesa Máxima se las ha visto rodeadas de sus amigos más allegados en multitud de ocasiones, tanto dentro como fuera de las fronteras de los países en los que residen.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·