Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La familia real viaja a Palma en Semana Santa

Las infantas Leonor y Sofía, las únicas nietas de los reyes que estuvieron presentes en la Misa de Pascua

Don Juan Carlos reapareció en la ceremonia religiosa tras su ausencia en 2013

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La familia real se ha desplazado a Palma de Mallorca, un año más, para disfrutar de unas jornadas de descanso con motivo de la Semana Santa. La primera en aterrizar en la isla fue doña Sofía, a la que posteriormente se unieron el resto de miembros de la institución para asistir a la tradicional Misa de Pascua.


La familia real, en la Misa de Pascua de 2014. La familia real, en la Misa de Pascua de 2014.

Los reyes, los príncipes de Asturias, las infantas Leonor y Sofía y doña Elena estuvieron presentes en la ceremonia religiosa celebrada en la Catedral de Palma de Mallorca el domingo.

Al igual que sucedió en 2013, las hijas de don Felipe y doña Letizia fueron las únicas nietas de los reyes que asistieron a la Misa de Pascua. Sus primos, Victoria Federica y Froilán, no viajaron con la infanta Elena a la isla ya que se encontraban disfrutando de esos días de descanso junto a su padre, Jaime de Marichalar.

Posado de Leonor y Sofía

La presencia de las infantas Leonor y Sofía en la tradicional misa de Palma ‘eclipsó’ en gran medida la asistencia del resto de miembros de la familia real, incluyendo también a don Juan Carlos, que este año ha reaparecido tras su ausencia en 2013.

Las hijas de los príncipes de Asturias realizaron, junto a los otros familiares, el posado fotográfico a las puertas de la Catedral, muy sonrientes y en actitud distendida.

Leonor sorprendió en su reaparición ante las cámaras luciendo el mismo vestido que llevó en la fotografía de la felicitación navideña de los príncipes y sus hijas, este año, y cuyas existencias se agotaron apenas unos días después de que se difundiese la imagen.

Complicidad entre los reyes y sus nietas

Al igual que don Felipe y doña Letizia, los reyes permanecieron en todo momento muy pendientes de sus nietas, dedicándoles en varias ocasiones gestos de cariño durante el posado fotográfico y también en la ceremonia religiosa.

Dentro de la Catedral de Palma, la infanta Leonor, haciendo gala una vez más de su espontaneidad en público, tomó asiento entre don Juan Carlos y doña Sofía.

La hija menor de los príncipes, Sofía, algo más reservada en sus apariciones públicas, ocupó un lugar entre la reina y su padre.

Reaparición del rey

Otro de los protagonistas del acto al que la familia real asistió ayer en Palma de Mallorca fue don Juan Carlos.

El monarca, visiblemente recuperado de sus operaciones médicas, viajó a la isla tras una intensa semana cargada de compromisos oficiales. Sus visitas a los Emiratos Árabes y Kuwait a principios de semana, sumado a su asistencia el miércoles a la final de la Copa del Rey de Fútbol en Valencia, motivaron que don Juan Carlos se desplazase más tarde que doña Sofía a Mallorca.

El año pasado, además, el rey no estuvo presente en la Misa de Pascua por motivos de salud. En esa ocasión, el monarca se quedó en el Palacio de la Zarzuela recuperándose de una operación de hernia discal.

Los duques de Palma y sus hijos, ausentes de nuevo

Además de los nietos de los reyes, a excepción de Leonor y Sofía, los otros ausentes fueron los duques de Palma.

La última vez que la infanta Cristina asistió a esta ceremonia religiosa ocurrió en 2011. En el caso del duque de Palma, su última participación en la Misa de Pascua celebrada en la isla data de 2005.


·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·