Jueves 17/08/2017. Actualizado 19:14h

·Publicidad·

España

El rey se enfrenta a un nuevo ‘golpe’

El ‘confidente’ de don Juan Carlos en las horas previas al fallecimiento de Adolfo Suárez

Buscó apoyo en Cabanela, el cirujano que le operó de la cadera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey se ha sentido profundamente apenado por el fallecimiento de Adolfo Suárez. El estado del ex presidente había empeorado gravemente las horas previas a su muerte por lo que el fatídico desenlace, tal y como anunció su hijo, se esperaba con antelación.


Miguel Cabanela. Miguel Cabanela.

Estos días el rey, coincidiendo con el duro momento que ha tenido que afrontar desde que se conociese el empeoramiento en el estado de salud de Suárez, se ha refugiado en una de sus amistades.

Miguel Cabanela, el cirujano del monarca, se ha convertido en el 'confidente' de don Juan Carlos previamente al fallecimiento del ex presidente.

El especialista de la Clínica Mayo de Rochester y encargado de dirigir las dos últimas intervenciones quirúrgicas del monarca aterrizó la semana pasada en España para recoger un galardón.

Cabanela, que ha sido premiado recientemente por el Club de Periodistas Gallegos con la distinción Gallego del Año 2013 por su trayectoria profesional, aprovechó su paso por el país para reencontrarse con el rey, con el que mantiene una estrecha relación desde hace tiempo.

Almorzaron juntos

Según ha podido saber Monarquía Confidencial, don Juan Carlos y Miguel Cabanela quedaron para almorzar juntos el viernes.

Aunque, en un principio, el encuentro entre el rey y su médico supuso una 'inyección' de alegría para el monarca, don Juan Carlos aprovechó posteriormente esta reunión informal para desahogarse.

Las confesiones del rey a Cabanela

Fuentes cercanas al rey han confirmado a este confidencial que Don Juan Carlos le confesó a Cabanela el difícil momento por el que estaba atravesando desde hacía algunas semanas.

El monarca, que se mantiene en permanente contacto con la familia de Adolfo Suárez, era conocedor, hace bastante tiempo, del trágico desenlace que se avecinaba.

El rey habló largo y tendido sobre este tema con su cirujano, al que le confesó estar “muy afectado” por el estado de salud de Suárez, con el que mantenía una estrecha relación desde hace décadas y del que, a día de hoy, guarda un especial recuerdo como “amigo leal y colaborador excepcional”.

Su médico y principal apoyo

De este modo, don Juan Carlos ha encontrado en Cabanela, al que conoció inicialmente como el especialista en el que debía confiar para ser tratado de sus problemas de salud, un amigo y su particular confidente.

El doctor, que reside en Estados Unidos, se desplaza regularmente a España para comprobar que el rey se recupera satisfactoriamente de sus operaciones de cadera.

En esta última ocasión, además de compartir un almuerzo con don Juan Carlos, Miguel Cabanela ha cumplido con su rutina habitual cada vez que visita el país y ha sometido al rey a varias pruebas médicas.


·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·