Jueves 17/08/2017. Actualizado 19:14h

·Publicidad·

España

El rey emérito comenzó a presidir este festejo hace 40 años

Juan Carlos I se lleva a Froilán a los toros en su regreso al palco de Las Ventas

Asistió también con la infanta Elena y Victoria Federica. Recibieron una gran ovación de los tendidos antes del comienzo de la Corrida de la Beneficencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey emérito volvió a la plaza de toros de las ventas para presidir la Corrida de la Beneficencia. Esta vez, acudió acompañado de su hija, la infanta Elena y sus nietos Victoria Federica y Felipe Juan Froilán. Este último se encuentra de vacaciones en España ya que cursa sus estudios en un internado en Estados Unidos.

Don Juan Carlos saludo a su nieto Froilán en presencia de la infanta Elena. Don Juan Carlos saludo a su nieto Froilán en presencia de la infanta Elena.

Juan Carlos I no quiso perderse la tarde más importante de la Feria de San Isidro de Madrid, la Corrida de la Beneficencia, a la que faltó el año pasado. El rey emérito comenzó a presidir este festejo hace 40 años, en 1976 tras la muerte de Franco.

Al haberse anunciado la presencia del padre de Felipe VI, multitud de seguidores estaban esperando su aparición. Sin embargo, se adelantó su hija mayor, quien fue recibida con gritos de “Elena guapa”.

La infanta llegó a la plaza de Las Ventas junto con su hijo, Felipe Juan Froilán, quien se encuentra en España de vacaciones. Este año el nieto mayor Juan Carlos ha estado estudiando en un internado militar en Estados Unidos.

Se trata de una instantánea a la que los seguidores taurinos no están acostumbrados ya que en las últimas apariciones de la hermana del rey le acompañaba su hija menor, Victoria Federica, quien se incorporó posteriormente al resto de la familia en el palco.

El rey emérito hizo su aparición en la plaza de toros quince minutos antes del comienzo de la corrida. A su llegada saludó a la infanta Elena así como a su nieto, Froilán, con quien intercambió unas palabras. También le estaba esperando la presidenta de la Comunidad de Madrid así como otras autoridades relacionadas con el mundo del toreo en la capital.

Ovación unánime durante el himno nacional

Cuando todos se dejaron ver en el palco presidencial, las más de 24.000 personas que llenaban el coso taurino rompieron a aplaudir a don Juan Carlos, en una de las mayores ovaciones que ha recibido el rey emérito en los últimos tiempos.

Estas son algunas de las anécdotas que dejó la presencia del rey emérito este miércoles en el palco real de Las Ventas durante la Corrida de la Beneficencia:

-- Antes de entrar los toreros a la plaza les explicaron el protocolo que debían seguir al finalizar la corrida. Manzanares, Castella y Simón tendrían que  acudir a uno de los patios de Las Ventas, el de arrastre, para que el rey les felicitara al terminar la tarde.

-- Castella, Manzanares y Simón le brindaron a don Juan Carlos un toro. El matador francés tendió la montera hacia el palco y declaró en voz alta: “Majestad, buenas tardes y va para usted”.

-- José María Manzanares, por su parte, se excuso por brindar un animal que no tenía hechuras para una gran faena: “Es un honor. No es el toro idóneo pero ante todo está el respeto. Va por usted majestad”.

-- López Simón fue más escueto a la hora de dedicarle al rey la faena. El diestro pronunció en voz alta “Majestad, va por usted”.

--La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes contactó con la organización de Las Ventas para que se adornase la plaza de toros para la Corrida de la Beneficencia. Originalmente, se engalanaban para esta ocasión, sin embargo durante los últimos años el ornamento ha sido bastante austero. En la barandilla del palco destacaba un gran escudo con las armas heráldicas del rey Juan Carlos.

El rey Juan Carlos y la infanta Elena en el palco de Las Ventas. El rey Juan Carlos y la infanta Elena en el palco de Las Ventas.


--Aficionados y medios de comunicación destacaron la ausencia de Felipe VI en esta tarde tan señalada. Justificaron que faltara el año pasado, ya que estaba de viaje de Estado en Francia, pero hoy sí que está en España, aunque ha tenido varios compromisos en Palencia.

--Froilán y Victoria Federica coincidieron con su padre Jaime de Marichalar en la plaza de toros de Las Ventas. No obstante, el ex marido de la infanta Elena no se sentó junto con el resto de su familia sino que ocupó un lugar entre las gradas.

--Además, a esta corrida, la más importante de la feria, asistieron otros rostros conocidos. Fue el caso de Adolfo Suárez Illana, hijo del fallecido presidente del Gobierno, que se sentó en las gradas. También se vio al torero retirado Jaime Ostos, y al escritor Fernando Sánchez Dragó.

--En la vuelta al ruedo de López Simón, el rey emérito se puso en pie para aplaudir al torero. 

-- El monarca sonrió en todo momento a los numerosos aficionados que le hacían fotos desde el tendido.

Tras la corrida, que terminó con Alberto López Simón y José María Manzanares saliendo por la puerta grande, el rey emérito y la infanta y sus hijos felicitaron a los tres toreros y sus cuadrillas en la antesala del palco de Las Ventas.


El rey emérito felicita a los toreros tras la corrida. El rey emérito felicita a los toreros tras la corrida.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·