Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Hugo Chávez: "No estoy seguro si veré al Rey, porque está fuera de Madrid"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo ayer en Caracas que no está seguro de que pueda entrevistarse con don Juan Carlos, durante la gira que cumplirá desde hoy y hasta el próximo viernes por Rusia, Bielorrusia, Portugal y España. "No estoy seguro si veré al Rey, porque está fuera de Madrid. Me ha pedido que lo vaya a visitar allá donde está; no sé si habrá tiempo, pero estamos en esas coordinaciones", expresó en su programa dominical "¡Aló, presidente!".

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Tras rectificar y aclarar que ha sido invitado a España por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, luego de que por error dijera inicialmente que lo había hecho el antecesor, José María Aznar, Chávez destacó que la invitación provino asimismo del Rey, y recordó un reciente conflicto entre ambos.

En la jornada de clausura de la cumbre Iberoamericana celebrada el año pasado en Chile, y precisamente cuando Rodríguez Zapatero defendía a Aznar de unas críticas de Chávez, el Rey espetó al mandatario venezolano su ya famoso "¿Por qué no te callas?". "Me dará gusto darle un abrazo al Rey, pero tú sabes, Juan Carlos, que yo no me voy a callar (...), seguiremos hablando por nosotros, para un mundo de justos y de iguales", añadió hoy Chávez entre sonrisas. Las relaciones bilaterales volvieron a la normalidad en mayo pasado, cuando Rodríguez Zapatero y Chávez se entrevistaron durante la Cumbre América Latina-Unión Europea en Perú, de donde surgió la invitación, que luego fue formalizada personalmente en Caracas por el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. El mandatario venezolano iniciará su gira europea hoy lunes en Moscú, desde donde se trasladará posteriormente a Bielorrusia y Portugal, antes de volar a España. Se trata de "un viaje muy importante, estratégico, geopolítico diría yo (...), con el objetivo de continuar potenciando a Venezuela", subrayó Chávez. Destacó "los proyectos mineros, de tecnología militar y los proyectos científicos" que dijo sin más detalles que negociará en Moscú, así como "la gasificación de las ciudades venezolanas" con la ayuda de Bielorrusia para disminuir el uso interno de gasolinas, como también los "convenios de cooperación para vivienda, alimentos y energía" que adelantó se suscribirán en Portugal. "Ya salió el primer barco; está saliendo el primer barco con petróleo venezolano para Portugal", una muestra de que "estamos hermanándonos con ese pueblo", agregó asimismo sin más detalles.

El gobernante sostuvo anteriormente que en Moscú supervisará un "sistema de tanques de guerra que Venezuela podría adquirir". Según fuentes rusas, oficiales y de prensa, Chávez podría concretar varios contratos por valor de mil millones de dólares, de los cuales Rusia le concedería un crédito de 800 millones. Ello, para la compra de entre diez y veinte sistemas antiaéreos Tor-M1, los mismos que Irán adquirió a finales de 2005, así como en tres submarinos diesel-eléctricos de la clase "Varshavianka", proyecto 636 (Kilo, según la clasificación de la OTAN). Los submarinos rusos de tercera generación dotados de cuatro lanzatorpedos permitirán retirar los dos submarinos alemanes de la clase 209 que la Armada venezolana tiene en servicio desde hace más de tres décadas. Versiones procedentes de Moscú también han dado cuenta de que se ha negociado la compraventa de una veintena de aviones de vigilancia costera, a lo que se podría sumar varios helicópteros de combate Mi-28N, lo que no ha sido confirmado en Caracas. En los últimos años, Venezuela se ha convertido en el principal cliente de la industria militar rusa en Latinoamérica, ya que ha adquirido 24 cazabombarderos Sukhoi-30MK2, medio centenar de helicópteros de distintos tipos y cien mil fusiles Kaláshnikov AK-103.