Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La cesión del ‘Fortuna’ a los empresarios baleares requerirá dictamen del Abogado del Estado y visto bueno del Consejo de Ministros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Patrimonio Nacional se dirigió ayer a los miembros de la fundación Turística y Cultural de las Islas Baleares (Fundatur) en respuesta a la carta que estos enviaron con el fin de recuperar la titularidad del yate del rey. El objetivo de este contacto ha sido conocer si desde la organización balear están dispuestos a asumir los costes de mantenimiento de la embarcación, así como todos los gastos que su posesión conlleve.

Precisamente, ayer se reunía el patronato de la fundación con el fin de tratar diversos temas. A última hora se incluyó en el orden del día el referente a la aceptación o no de la cesión del 'Fortuna'. El resultado de la votación fue unánime: desean recuperar la titularidad de la embarcación.

Su argumento es el siguiente: el colectivo de empresarios baleares donó la embarcación a Patrimonio Nacional, con una única condición, que la Familia Real disfrutase del yate durante sus vacaciones estivales. Por lo tanto, una vez que Don Juan Carlos ha renunciado a su uso, y dado que no cumplirá con su objetivo inicial, el 'Fortuna' debe ser devuelto a Fundatur.

Patrimonio Nacional ha iniciado tras este primer contacto las diligencias pertinentes para proceder a la cesión del lujoso yate, que en el año 2000 costó 21 millones de euros.

Este no es sino el primer paso de una larga lista de trámites que deberán llevarse a cabo por diferentes instituciones del Estado hasta que Patrimonio Nacional pueda afirmar que el barco ya no está bajo su protección.

En primer lugar, esta organización deberá elaborar un informe completo en el que se detallen las condiciones de la cesión de acuerdo con las establecidas hace trece años en el momento en que fue obsequiado a don Juan Carlos.

Este documento, firmado por el Ministerio de la Presidencia será a continuación evaluado por dos vías diferentes. Por un lado requerirá el dictamen del Abogado del Estado y, por otro, el visto bueno por parte del Consejo de Ministros.

Sin la aceptación conjunta del documento emitido por Patrimonio la cesión no podrá hacerse efectiva. El yate, por tanto, continuaría bajo el auspicio de la organización encargada de la gestión de todos los bienes de la corona española.

Desde la fundación Turística y Cultural de las Islas Baleares se ha explicado que su deseo es recuperar la embarcación para venderla y dedicar lo que obtengan a promocionar el turismo y las actividades sociales y culturales en las Islas Baleares. En ningún caso es su prioridad recuperar la cifra destinada por cada empresario para la construcción del yate del rey.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·