Miércoles 24/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Segunda ronda de consultas

Felipe VI cambia el protocolo y espera en el salón de audiencias a los líderes políticos

En la primera semana, entraban los representantes de los partidos y después aparecía el rey por la puerta que da acceso a la zona donde está su despacho

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Apenas unos días después de terminar la primera ronda de consultas con los representantes de los grupos políticos con representación en las Cortes, Felipe VI inició el miércoles las segundas audiencias en el Palacio de la Zarzuela e introdujo algunos cambios.

El rey recibe al diputado de Foro Asturias en la segunda ronda de consultas. El rey recibe al diputado de Foro Asturias en la segunda ronda de consultas.

En la primera ronda de consultas, el rey siguió el mismo protocolo con los 14 representantes que pasaron por el Palacio de la Zarzuela. El portavoz del partido entraba a la Sala de Audiencias y esperaba unos segundos ante el tapiz que cuelga de una pared; después se abría la puerta que da acceso a la zona de despachos y un ayudante de campo anunciaba la entrada de “Su Majestad el Rey”.

Entonces, don Felipe aparecía y cruzaba la estancia para saludar al líder político correspondiente. Tras hacerse las fotos, el rey le invitaba a acompañarle a su despacho y le invitaba a pasar en primer lugar por la puerta.

Las primeras tres audiencias de esta segunda ronda de consultas volvieron a ser con Pedro Quevedo, de Nueva Canarias; Isidro Martínez Oblanca, de Foro Asturias; y Ana Oramas, de Coalición Canaria.

En los tres casos, no fueron los diputados quienes esperaron al rey, sino al contrario: primero apareció Felipe VI por la puerta que da a su despacho, abierta por un militar ayudante de campo. Ahí se pudo ver al rey con semblante serio, sobre todo comparado con las citas anteriores en Zarzuela.

Tras saludar a los fotógrafos en la primera audiencia, el rey se situó ante el tapiz y a los pocos segundos se abrió la puerta para dejar entrar al diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo. Ahí el rey sí mostró una sonrisa mientras extendía el brazo para saludar a Quevedo, y posteriormente a Martínez Oblanca y a Oramas.

Al comienzo de su reinado, en septiembre de 2014, Felipe VI sorprendió al cambiar el protocolo que seguía su padre. Juan Carlos I siempre entraba en la Sala de Audiencias después de la persona a la que iba a recibir, pero don Felipe comenzó a esperar en la Sala de Audiencias en sus encuentros con altas autoridades del Estado, como el fiscal general, la Defensora del Pueblo y los presidentes del Consejo de Estado y del Tribunal de Cuentas.

En los últimos tiempos, el rey había vuelto a optar por hacer esperar a su invitado, pero en esta segunda ronda de consultas ha recuperado la costumbre de que sea él quien espera en la sala.