Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los niños están siendo protagonistas en su estancia

Felipe VI luce su portugués y recuerda los viajes a Portugal con sus hijas

El rey está comenzando sus intervenciones en la lengua autóctona. En la cena de gala hizo referencia a las frecuentes visitas privadas que ha hecho con doña Letizia, Leonor y Sofía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La intensa agenda de actos públicos de su viaje de Estado de tres días por Portugal está obligando a Felipe VI a pronunciar numerosos discursos. En estas intervenciones, el rey suele comenzar utilizando el portugués, pero el uso de la lengua no se limita a unas pocas palabras de saludo.

Felipe VI habla en la cena de gala en Guimaraes. Felipe VI habla en la cena de gala en Guimaraes.

En un gesto de cortesía y de tratar de empatizar con quienes le escuchan, Felipe VI suele tratar de utilizar las lenguas de los territorios que visita. Dentro de España, cuando habla en alguna comunidad autónoma bilingüe suele utilizar en algún momento la lengua cooficial: el gallego y sobre todo el euskera, más reducidos a los saludos y a cerrar el discurso, y el valenciano y sobre todo el catalán con mucha mayor extensión de tiempo.

Además, el rey demuestra un nivel prácticamente bilingüe en inglés, y buen dominio del francés. En este viaje de Estado a Portugal, Felipe VI está haciendo un uso notable del portugués.

Entre el lunes 28 y el martes 29, el rey pronunció cinco discursos públicos. En todos ellos, el inicio de su intervención fue en portugués. “Para a Rainha e para mim representa um privilégio iniciar a nossa primeira visita de Estado a Portugal na belíssima cidade do Porto”, comenzó su primer discurso, las palabras en el ayuntamiento de Oporto el lunes.

El martes también utulizó la lengua portuguesa para iniciar sus discursos en el almuerzo en la Cámara Municipal (ayuntamiento) de Oporto, en la de Lisboa y también en la cena que ofreció el primer ministro António Costa.

En general, lo hizo en sus primeras palabras de agradecimiento para sus anfitriones y para destacar su satisfacción por este viaje de Estado, aunque también terminó alguna intervención con un “Muito obrigado” (“Muchas gracias”) y con algunas breves frases más extensas en portugués.

Aunque sin duda fue en la solemne cena de gala en el Paço dos Duques de Bragança, en Guimaraes, en la que don Felipe dedicó más tiempo a hablar en portugués. Fue una larga introducción en la que se dirigió especialmente al presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, para agradecerle la invitación y destacar la “extraordinaria relación” entre España y Portugal y entre sus máximas autoridades.

También intercaló el portugués entre el castellano a la hora de citar al gran poeta épico luso, Camoens, en su obra Os Lusíadas: “O capitão o abraça, em cabo ledo/ouvindo clara a língua de Castela”.

Las visitas privadas a Portugal

Un detalle que llama la atención de los actos en Portugal es que los niños han tenido una gran presencia. Un nutrido grupo de menores recibió a los reyes en Oporto, en la bienvenida del presidente de la República, con banderas de España, y Felipe VI y doña Letizia respondieron acercándose a ellos a saludarlos calurosamente.

Pero también en Lisboa, en el salón de plenos del ayuntamiento de Lisboa se pudo ver a niños sentados en alfombras escuchando al rey a pocos metros de su atril.

Precisamente de sus niñas, de la princesa Leonor y de la infanta Sofía, habló de pasada el rey Felipe. En una referencia muy personal, el monarca habló en el discurso de la cena de gala de Guimaraes de “tantas” visitas que había hecho en los últimos años de carácter privado, “tanto antes de mi matrimonio como después -y con nuestras hijas”.

Y es que no hay que olvidar que Portugal ha sido uno de los destinos frecuentes de las vacaciones privadas (y discretas) que han disfrutados los reyes Felipe y Letizia y sus hijas en los últimos años.

Por ejemplo, en junio de 2012 la entonces princesa Letizia y sus hijas Leonor y Sofía pasaron unos días de vacaciones disfrutando de las playas del Algarve, al sur del país. También estuvieron allí en la Semana Santa de 2015, e incluso este verano se habló de que habían pasado unos días de agosto.

En el sur de Portugal tiene una casa el empresario Vasco Manuel de Quevedo Pereira Coutinho, muy amigo de los actuales reyes Felipe y Letizia, que han visitado su gran residencia en varias ocasiones.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·