Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Entrega de los ‘Príncipe de Asturias’

Felipe VI dedica un papel protagonista en su discurso a los reyes Juan Carlos y Sofía, a doña Letizia a y sus hijas

También destacó la igualdad de todos los españoles ante la ley y animó a luchar conjuntamente contra la epidemia de ébola. Sufrió un lapsus cuando convocó los próximos premios Princesa de Asturias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey ha presidido esta tarde junto a la reina Letizia la ceremonia de entrega de los premios Príncipe de Asturias 2014. Felipe VI ha puesto el broche final a esta edición, la primera a la que asiste como jefe de Estado, con una intervención en la que ha tenido palabras de recuerdo para su familia, y que ha finalizado convocando los próximos ‘Princesa de Asturias’.

Entrega de los premios Príncipe de Asturias 2014. Entrega de los premios Príncipe de Asturias 2014.

Los reyes hicieron su entrada en el Teatro Campoamor a las 18:30 horas de la tarde, tras abandonar el Hotel de la Reconquista unos minutos antes en un vehículo oficial para dirigirse al lugar de entrega de los premios.

La reina Sofía, cuya asistencia a la ceremonia no había sido anticipada por La Zarzuela, acompañó a los reyes en su llegada al Campoamor, pero ocupó su asiento en el Palco de Honor con varios minutos de antelación a la entrada de don Felipe y doña Letizia.

Alusión a la princesa de Asturias

El presidente de la Fundación Príncipe de Asturias, Matías Rodríguez, inauguró la ceremonia con un discurso en el que aludió a la primogénita de los reyes, Leonor.

Con motivo del cambio en la denominación de la Fundación, y por tanto también de los premios, -a partir de 2015 se llamarán ‘Princesa de Asturias’-, el presidente dedicó “un recuerdo de afectuoso respeto para Su Alteza Real la Princesa Leonor”.

La hija mayor de los reyes no ha debutado este año en la ceremonia de entrega de los Príncipe de Asturias.

Discurso del rey

Tras las intervenciones del presidente de la Fundación, de John Banville -galardonado con el Príncipe de Asturias de las Letras-, Avelino Corma -Investigación Científica y Técnica-, Joseph Pérez -Ciencias Sociales- y Caddy Azuba -Concordia-, llegó el turno de Felipe VI.

El rey pronunció en la última parte de la entrega de premios su tradicional discurso con el que da por finalizada esta ceremonia.

Palabras para sus padres, esposa e hijas

El rey tuvo palabras para sus padres, a los que mencionó al comienzo de su discurso. El monarca recordó la celebración de la primera ceremonia de los Príncipe de Asturias bajo la presidencia de los reyes Juan Carlos y Sofía.

En el caso de doña Sofía, el jefe de Estado volvió a mencionarla posteriormente para darle las gracias porque su apoyo "no nos ha faltado nunca estos años".

Felipe VI también hizo alusión a su esposa e hijas. Resaltó el "cuidado y dedicación" con el que la reina y él están educando a la princesa Leonor y la infanta Sofía, "para que también crezca en ellas un compromiso cómo el nuestro por esta noble causa y todo lo que representa"

Mención a la epidemia de ébola

Don Felipe mencionó, como ya hizo en uno de los discursos que pronunció en Nueva York, cuando viajó para asistir a la apertura de sesiones de la Asamblea General de la ONU y la Cumbre del Clima, la epidemia de ébola.

El jefe de Estado destacó “el dolor y la angustia” que está generando esta enfermedad en África, animando a luchar conjuntamente “contra el virus y su propagación mundial”, así como en el tratamiento de los afectados”.

“Estamos sometidos, por igual, al mandato de la ley”

Felipe VI utilizó un breve espacio de tiempo de su intervención para destacar la democracia española.

Mencionó que gracias a nuestra democracia, que surge “de la voluntad decidida del pueblo español”, todos “estamos sometidos, por igual, al mandato de la Ley”.

Gritos de ¡Viva el rey!

Don Felipe sintió el cariño del público en varios momentos de su intervención pronunciada en la ceremonia.

Los invitados al Teatro Campoamor ovacionaron al rey en una de las pausas de su discurso. Hubo gritos de ¡Viva el rey! y ¡Viva España!, acompañados de un prolongado aplauso.

Lapsus en la convocatoria de la próxima edición

Felipe VI protagonizó la anécdota de la ceremonia en la última frase que debía pronunciar para cerrar el acto.

El rey convocó los próximos premios Princesa de Asturias, no sin antes sufrir un pequeño lapsus y pronunciar ‘príncipe’ en lugar de ‘princesa’. Un error que provocó un intercambio de miradas con doña Letizia, al que posteriormente siguió un beso en la mejilla de la reina a don Felipe.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·