Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El acto se ha celebrado por primera vez con un Gobierno en funciones

Felipe VI saca a Cataluña y la incertidumbre política de su discurso de la Pascua Militar

Ha realizado una mención especial a las víctimas del terrorismo y a los soldados destinados en misiones en el exterior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI ha presidido su segunda Pascua Militar como rey de España. Después de pasar revista a las tropas en el Patio de la Armería del Palacio Real de Madrid, el Jefe del Estado ha saludado a las autoridades civiles y militares y ha pronunciado un discurso en el Salón del Trono en el que no ha habido referencias a la actualidad política.

El rey pronuncia su discurso en la Pascua Militar ante la reina y los mandos militares. El rey pronuncia su discurso en la Pascua Militar ante la reina y los mandos militares.

Se trata de la primera vez que este acto, de especial significado institucional y militar, se celebra con un Gobierno que se encuentra en funciones, en el intervalo que media entre las elecciones a Cortes Generales y la investidura del nuevo presidente y la formación del ejecutivo.

Mariano Rajoy, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el de Interior, Jorge Fernández Díaz, bhan recibido a los reyes Felipe y Letizia en el Palacio Real. Tras escuchar el himno de España y pasar revista a varias compañías de los tres ejércitos, el rey ha entrado en el Palacio Real para saludar a las decenas de invitados, la gran mayoría mandos de las Fuerzas Armadas.

Tanto la revista a las tropas como el saludo a los invitados se suprimió en las últimas Pascuas Militares del rey Juan Carlos, debido a que su estado de salud le dificultaba andar y estar mucho tiempo de pie. Don Felipe recuperó ambas partes de esta celebración castrense en enero de 2015.

Elogia la “eficacia y profesionalidad” de los militares

Esta Pascua Militar se ha celebrado en medio de un clima político incierto y también muy intenso. La deriva del proceso independentista en Cataluña y las complejas negociaciones para formar un nuevo Gobierno de España copan en las últimas semanas la actualidad.

Sin embargo, don Felipe no hizo referencia a estos dos asuntos en su discurso ante los más altos mandos militares. De hecho, no hubo referencias políticas de ningún tipo, a diferencia del discurso de Nochebuena, en el que el rey sí que abordó de forma más o menos directa tanto el problema del independentismo catalán como la necesidad de llegar a acuerdos para facilitar la gobernabilidad en España.

En vez de hablar de política, Felipe VI centró su discurso en hacer un reconocimiento expreso de la labor que cumplen las Fuerzas Armadas. Explicó cómo la visita que hizo a las tropas españolas desplegadas en Líbano le permitió comprobar de primer mano “la eficacia y la profesionalidad” de los militares en sus misiones, que les hacen merecedores de la admiración de otros ejércitos aliados y de las personas que se benefician de su labor en los países en los que operan.

El Jefe del Estado recordó también que este 2015 ha finalizado la misión de España en Afganistán, que definió como la más compleja desarrollada por las Fuerzas Armadas en las últimas décadas. También ha tenido un recuerdo para los militares fallecidos en actos de servicio y ha destacado la labor del Ejército en la lucha contra los incendios que han afectado en diciembre al norte de España.

El rey ha explicado que sigue muy de cerca, de forma especial, los planes del Ministerio de Defensa para potenciar la capacidad de proyección de la fuerza y de reabastecimiento en vuelo, y para mejorar las tareas de inteligencia en las operaciones internacionales.

Reacción valiente y decidida” contra el terrorismo

Ante el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el Jefe del Estado Mayor del Ejército, el Jefe del Estado Mayor del Aire y el Almirante General Jefe de Estado Mayor de la Armada, además de otros altos cargos de las Fuerzas Armadas, don Felipe ha querido ir más allá de lo militar y centrarse en la seguridad, justo cuando la alerta antiterrorista es máxima en España y en toda Europa.

El rey ha destacado que en este 2015 “hemos vivido la embestida brutal del terrorismo”, que ha golpeado en las calles de ciudades de todo el mundo. “Frente a estas agresiones no cabe el desaliento”, ha dicho Felipe VI ante las máximas autoridades militares, de la Guardia Civil y del Centro Nacional de Inteligencia.

El mensaje más de fondo iba dirigido también a los responsables políticos y a toda la sociedad. El rey ha reclamado una “reacción valiente y decidida de unidad y firmeza en la defensa de nuestro sistema de valores”, y ha remarcado el deber que tiene el Estado y sus autoridades en garantizar la seguridad de los ciudadanos para que puedan ejercer su libertad y sus derechos fundamentales.

Por su parte, el ministro de Defensa se ha ceñido a un guión similar al del rey. La amenaza del terrorismo del Estado Islámico y otros conflictos exteriores han centrado gran parte de su discurso, aunque también ha hecho un llamamiento a mantener en los próximos años la “necesaria estabilidad presupuestaria” para que las Fuerzas Armadas sigan modernizándose y pueda cumplir con los compromisos que tiene con sus aliados.

En años anteriores, Pedro Morenés hizo referencias claras y expresas al independentismo catalán. El año pasado dijo que el Ejército está para defender la nación española y su soberanía “cuando y donde sea necesario”. Este 6 de enero de 2016, en la línea del rey Felipe de evitar referencias políticas, se ha limitado a señalar que las Fuerzas Armadas “sostienen nuestra unidad nacional y nuestra democracia”.

Morenés tuvo unas palabras de recuerdo especial a algunos de los miembros de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos de Seguridad del Estado que murieron en acto de servicio a lo largo de 2015. Mencionó expresamente al cabo Francisco Javier Soria, que murió en Líbano por un mortero israelí; a los tres militares de Salvamento Marítimo que cayeron en su helicóptero a aguas del Atlántico cerca de Canarias; y a los dos policías nacionales que fueron víctimas del ataque de los talibanes contra le embajada española en Kabul.

El rey recibe una bengala de capitán general

Uno de los momentos más destacados de esta Pascua Militar se ha producido antes de los discursos. Después de que el rey impusiera varias condecoraciones a mandos militares, ha sido el propio Felipe VI el que ha recibido una distinción.

El Jemad, Fernando García Sánchez, le ha hecho entrega de una bengala de capitán general, como “símbolo de su mando y como muestra de nuestra lealtad”, según ha dicho al darle el bastón. Don Felipe lo ha recibido con una sonrisa y un saludo cordial con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa y se lo ha dejado a un asistente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·