Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Tras una avería en un sensor

Don Felipe no viajó a Brasil porque el segundo avión de la Fuerza Aérea Española se encuentra en proceso de desmontaje

Se barajó que se desplazara en un jet privado sin periodistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El príncipe de Asturias suspendió temporalmente su viaje oficial a Brasil a primera hora de ayer. Don Felipe tenía previsto visitar Sao Paulo durante dos días, pero una avería en el avión en el que iba a volar a Sudamérica le obligó a aplazar este compromiso. A pesar de que se barajaron varias posibilidades para desplazarse, el heredero al trono tampoco pudo disponer de éstas.


El príncipe Felipe, a su llegada al Hospital Quirón para visitar al rey. El príncipe Felipe, a su llegada al Hospital Quirón para visitar al rey.

Don Felipe debía viajar a Brasil esta semana con el objetivo de mantener una serie de reuniones de carácter económico y empresarial con varios representantes de este país, además de promocionar el turismo español a través de una serie de actos. La visita también incluía un encuentro con los ex presidentes brasileños Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso.

Sin embargo, este viaje se vio truncado a última hora por una avería en el avión con el que don Felipe tenía previsto volar a Sao Paulo.

La aeronave, un Airbus A-310 de la Fuerza Aérea Española, debía salir desde la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, en torno a la una de la madrugada. Pero un fallo de un sensor del avión impidió que pudiera despegar, a pesar de que los técnicos permanecieron siete horas intentando repararlo.

Tras este contratiempo, La Zarzuela manejó la posibilidad de que el príncipe viajase en el segundo avión a disposición de la Casa del Rey, perteneciente también a la Fuerza Aérea Española, pero éste tampoco se encontraba disponible.

Según ha podido saber Monarquía Confidencial, la segunda aeronave está en pleno proceso de desmontaje. Se trata de una operación de mantenimiento que sufren todos los aviones anualmente: se desarma completamente el aparato y se vuelven a ensamblar todas las piezas para comprobar su correcto funcionamiento.

El segundo avión de la Fuerza Aérea Española, por tanto, se encuentra siendo sometido a esta revisión, por lo que la alternativa de utilizar este transporte fue anulada.

Las fuentes consultadas por MC han confirmado que la Casa del Rey barajó una opción más: que don Felipe volase hasta Brasil en un jet privado, mientras que los periodistas que iban a acompañar al príncipe en este viaje se desplazasen en otro avión.

Sin embargo, esta posibilidad también fue descartada debido al elevado número de informadores y medios de comunicación acreditados para esta visita.

El príncipe habló con los periodistas

Según ha podido saber Monarquía Confidencial, fue el propio príncipe el que se encargó de transmitir a los periodistas que debían volar junto a él, en calidad de corresponsales, los motivos por los que se suspendía el viaje.

Don Felipe les comunicó personalmente, en la base aérea de Torrejón de Ardoz, que las opciones alternativas al avión Airbus A-310 no estaban disponibles en ese momento, por lo que se suspendía la visita a Sao Paulo.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·