Miércoles 28/06/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Cada uno cuesta 5.000 euros

La Real Fábrica de Tapices entrega seis nuevos paños con el escudo del rey

El encargo se hizo en 2014: tras la abdicación se empezaron a utilizar las armas de Felipe VI, pero el primer repostero lleva las de Juan Carlos I

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Real Fábrica de Tapices recibió en 2014 un encargo del Gobierno: elaborar 39 tapices, entre ellos varios reposteros, que son paños con escudos heráldicos bordados. Los reposteros eran de dos tipos, unos con el escudo oficial de España y otros con las armas del rey.

Tribuna del 12 de octubre de 2015, con los reyes antes un repostero con el escudo de Felipe VI. Tribuna del 12 de octubre de 2015, con los reyes antes un repostero con el escudo de Felipe VI.

Fuentes de la fábrica consultadas por Monarquía Confidencial explican que ya estaban elaborando estos paños cuando una noticia trastocó sus planes: Juan Carlos I abdicaba la Corona en su hijo Felipe. Estuvo tuvo su implicación, ya que nueve de los reposteros encargados por el Ministerio de la Presidencia tenían que llevar cosido el escudo del Jefe del Estado.

Al producirse la proclamación de Felipe VI, el nuevo rey no heredó el escudo de su padre, sino que se modificaron levemente las armas heráldicas que tenía como príncipe de Asturias. Como consecuencia, la Real Fábrica de Tapices tuvo que cambiar sus planes.

El encargo lo había recibido a comienzos de 2014. Cuando se produjo la abdicación de don Juan Carlos, ya tenían elaborado un repostero con las armas del entonces rey. Ese lo mantuvieron tal cual, pero a partir de entonces cambiaron el diseño y comenzaron a elaborar el resto con el escudo de don Felipe.

El paño de Juan Carlos I tiene fondo azul, el tono de su guión y su estandarte. Sin embargo, el resto de reposteros que fueron confeccionando a partir de la sucesión en la Corona son de terciopelo carmesí, el color que adoptó Felipe VI en su nuevo guión como rey de España.

Para desfiles y actos solemnes del rey

Seis de estos reposteros ya se han acabado y la Fábrica de Tapices los ha entregado al Ministerio de la Presidencia. Este departamento los guarda y custodia en sus instalaciones, y los utiliza en distintos acontecimientos en los que se requiere el uso de estos paños.

Estos reposteros se suelen colocar en actos oficiales solemnes en los que está presente el rey. Es el caso, por ejemplo, de los desfiles del Día de las Fuerzas Armadas o de la Fiesta Nacional del 12 de octubre. En las tribunas que ocupa el rey se cuelgan paños con el escudo real, como también se hace en las galas de entrega de los Premios Princesa de Asturias en Oviedo.

Los reposteros de Felipe VI son, como se ha dicho, de terciopelo carmesí. Su confección es muy laboriosa: se han hecho mediante la técnica de bordado de aplicación, que consiste en cortar telas de los distintos colores e ir cosiéndolas sobre el fondo para crear el dibujo. Se utilizan sedas e hilos de oro y plata.

Todo el trabajo se hace a mano, por costureras y costureros de la Fábrica de Tapices. MC ha podido saber que cada repostero cuesta en torno a 5.000 euros, y el gasto lo paga el Ministerio de Presidencia.

Elaboración de un repostero en la Fábrica de Tapices. Elaboración de un repostero en la Fábrica de Tapices.

El total de los 39 tapices encargados se espera que estén listos este año 2016. Además de los nueve con los escudos de los reyes, se están elaborando 18 con el escudo oficial de España. Ambos modelos se están haciendo en dos tamaños distintos: uno de 2,5 metros por 1,5, y otro mayor de 3,5 metros por 2.

Además, dentro del encargo del Ministerio de la Presidencia se incluyeron también piezas decorativas, que no llevan escudos heráldicos pero que sirven para acompañar los reposteros con otros motivos.

Vea cómo se elabora uno de estos reposteros: