Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los medios de referencia se vuelcan con la abdicación del rey

“El final de la transición de España a la democracia”: la prensa internacional destaca el papel político de Don Juan Carlos

La mayoría de los medios de referencia destaca que el príncipe Felipe no tiene el carisma de su padre, pero también que no se ha visto salpicado por ningún escándalo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La noticia de que Juan Carlos I había decidido abdicar en favor del príncipe de Asturias atravesó fronteras y muchos medios de comunicación de referencia internacional recogieron en sus ediciones digitales la noticia. Las informaciones oscilan entre el reconocimiento a su labor para dirigir España del franquismo a la democracia y los escándalos, como el caso Urdangarín, que han minado su imagen en los últimos años.


Portadas de The Times y Le Monde con la noticia de la abdicación del rey de España. Portadas de The Times y Le Monde con la noticia de la abdicación del rey de España.

Poco después de conocerse la noticia y durante el día de ayer, las webs de los medios de comunicación más importantes del mundo fueron informando de la abdicación de Don Juan Carlos. En algunos periódicos europeos, como el francés Le Monde o el alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, la pieza sobre el relevo en la corona de España era la noticia de apertura, la más destacada en su sitio de Internet.

En otros casos, como The Times de Londres, el Corriere della Sera de Milán o The New York Times, la decisión del rey de ceder el testigo a Don Felipe ocupaba también un lugar destacado en las portadas de sus digitales.

La abdicación no sólo fue recogida por medios europeos o estadounidenses: llegó también hasta la India, donde el Times of India destacaba el papel fundamental que el rey jugó en la Transición a la democracia. También, como casi la totalidad de medios internacionales, recalcaba los problemas de salud que el monarca español ha visto aumentar en los últimos años, así como su caída de popularidad por escándalos como la cacería en Botsuana.

Felipe, un heredero sin las polémicas de su padre

Aunque casi todos recogían los mismos hechos en líneas generales, algunos periódicos se centraron en los aspectos más polémicos que han minado la popularidad de Juan Carlos I. Por ejemplo, Le Monde abría su web con una gran foto del rey en la cacería de Botsuana, y relacionaba directamente su renuncia al trono con el caso Urdangarín y la implicación de la Infanta Cristina, algo también destacado en The Washington Post.

Otros se centraban más en analizar el significado histórico de la decisión: el Financial Times, la “biblia” de la información económica de Londres, publicó un artículo en el que explicaba cómo esta abdicación supone cerrar una etapa de España, la que comenzó a la muerte de Franco con la Transición de la dictadura a la democracia.

La figura del príncipe Felipe también fue analizada con detalle por medios de todo el mundo -Der Spiegel en Alemania, a las pocas horas de conocer la noticia. La mayoría explicaron su formación académica y militar y muchos destacaban que Don Felipe y Doña Letizia han conseguido labrarse una imagen familiar -con muchas apariciones con las infantas Leonor y Sofía-, alejándose así el heredero de las cuestiones más polémicas de su padre, como la controvertida relación con la alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, o cacerías como la de Botsuana que le han ocasionado disgustos y problemas de salud.

Eso sí, algunos como Le Monde hablaron de “el misterio” que supone aún la figura del príncipe, que no ha tenido aún que implicarse directamente en asuntos polémicos, y destacaban que el futuro Felipe VI no tiene la “campechanía” y el sentido del humor que caracteriza a Don Juan Carlos.

Cabe también señalar que la abdicación del rey de España sirvió al británico The Guardian para reflexionar sobre la posibilidad de que la reina Isabel II de Inglaterra pudiera plantearse seguir los pasos también de Beatriz de Holanda o de Alberto de Bélgica. La conclusión era clara: tras 63 años de reinado, no parece que Isabel II tenga intención de dejar la corona a su hijo Carlos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·