Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La infanta Elena tuvo que decir que era la hermana del Príncipe, para que los niños de la Feria del Libro la reconocieran

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Soy la hija del Rey". Así se presentó doña Elena cuando, al entrar en el pabellón infantil, una profesora preguntó a los niños que quien era. La respuesta de doña Elena no pareció convencer mucho a los pequeños, que solo dijeron "Ah! vale, vale", cuando ella les aclaró "soy la hermana del Príncipe"

La Infanta Elena inauguró ayer la 67 edición de la Feria del Libro de Madrid, que este año está dedicada a Latinoamérica, en una jornada en la que las nubes amenazantes no han impedido a las autoridades y a los primeros visitantes recorrer las 364 casetas del parque del Retiro. Los organizadores de la Feria le regalaron dos grabados de Eduardo Arroyo, inspirados en dos dibujos que él mismo realizó en homenaje a Stendhal y Flaubert, y en el pabellón de Asturias le han entregado dos libros sobre el Principado.

En el apartado infantil la Infanta se ha llevado, entre otros muchos títulos, "Pequeña Historia de España", de Manuel Fernández Álvarez e ilustrada por Julius; "El libro de Ana Frank", "El dragón lector" y "Yoga para niños". También se ha interesado por un callejero, "el más completo", de Madrid, y por "la Guía de los pueblos de España", "Instrucciones para salvar el mundo", de Rosa Montero, y los poemarios de Juan Gelmán, Ángel González y Luis García Montero.

También se ha llevado "Una lectora nada común", de Alan Bennett, sobre las lecturas de la Reina Isabel de Inglaterra, y Alberto Ruiz-Gallardón le ha recomendado "El niño con el pijama de rayas", de John Boyne, y "Mahler", de José Luis Pérez Arteaga, que la Infanta dijo que compraba para su madre, la Reina.