Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El Rey le busca un trabajo a la infanta Elena en el Instituto de Acción Social de la aseguradora Mapfre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras los intentos fallidos de la infanta Elena de poner en marcha una empresa dedicada al negocio inmobiliario, don Juan Carlos ha decidio que su primogénita trabaje en el Instituto de Acción Social que la aseguradora Mapfre creó en 2006 pero que arrastraba una existencia más bien discreta. Fuentes de la empresa han anunciado que será la Casa Real la que confirmará el fichaje de la hija mayor de los Reyes de España.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Licenciada en Ciencias de la Educación, Elena de Borbón ejerció como profesora de Inglés y Humanidades en su antiguo colegio de Nuestra Señora del Camino el curso 1986-1987, y 2003 como profesora de Inglés en una escuela infantil. Además, ostenta la presidencia de honor de organismos dedicados a fines sociales, como la Fundación Anti-Sida de España (FASE) o el Comité Paralímpico Español.

El Instituto de Acción Social de Mapfre se creó en enero de 2006. Sus objetivos son contribuir al desarrollo y progreso de la Sociedad, aportando recursos destinados a la mejora directa o indirecta de las condiciones de vida de las personas y colectivos más desfavorecidos de los países en que MAPFRE está implantada. Sus actividades se centran en la promoción de proyectos relacionados con la integración social de las personas discapacitadas en España, y en favor de la infancia y su integración social en Iberoamérica.

Nadie duda que la incorporación de la infanta a este Instituto supondría un refuerzo indiscutible para su presencial social y a la vez, resolvería una cuestión que ha dado ciertos quebraderos de cabeza al Rey desde que la Casa Real anunció, a finales de febrero de este año, que “la firma Global Cinoscéfalos S.L. (…) ha iniciado el proceso de liquidación, trámite que acaba con la disolución de la compañía”.

Y es que a mediados de febrero pasado, los medios de comunicación habían difundido la noticia de que, desde el diciembre de 2007, constaba en el Registro Mercantil la inscripción que habilitaba a doña Elena de Borbón y Grecia como socio único de Global Cinoscéfalos, SL. También constaba que le acompañan en los órganos de gestión de la compañía, Carlos García Revenga, como administrador único, y su hermano Javier García Revenga como apoderado.

Global Cinoscéfalos SL había nacido en agosto de 2007, constituida por la sociedad Latorre y Asociados Consultoría, con un capital social de 3.600 euros. El primer apartado de su objeto social era el 'asesoramiento en materia económica contable y financiero', aunque estaba habilitada por sus estatutos, para operar en el sector inmobiliario: 'la promoción y realización de actuaciones urbanísticas (...) para la puesta en marcha, construcción, arrendamiento o cualquier otra forma de explotación de centros comerciales de ocio u hoteles'.

Aunque en aquel momento ningún portavoz de la Casa Real quiso hacer comentarios, las mayores críticas vinieron dadas por el hecho de que el administrador único, Carlos García Revenga, era secretario personal de la infanta y empleado a sueldo de la Casa del Rey. Resuelta aquella cuestión con la liquidación de la sociedad, quedaba por resolver la nueva dedicación de la infanta, cuestión que parece empieza ahora a solventarse. Aunque algunos medios de comunicación han señalado que el sueldo que doña Elena percibiría por este trabajo "no sería muy alto", fuentes de la propia empresa han desmentido la información señalando que ella "recibirá, lógicamente, el sueldo que le corresponda". A buen entendedor... La infanta ya tiene un trabajo.