Sábado 21/01/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Es uno de los actos más importantes en el ámbito castrense

Duelo de estilos entre Letizia y Cospedal en la Pascua Militar

La reina eligió un modelo de corte recto que se ajustaba a su figura y la ministra de Defensa optó por un cuerpo de terciopelo en verde con falda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Salón del Trono del Palacio Real de Madrid se vistió de gala este viernes para recibir a los responsables del Estado Mayor de la Defensa, de los tres Ejércitos, de las Reales y Militares Órdenes de San Fernando y San Hermenegildo, de la Guardia Civil y de la Hermandad de Veteranos. Pero la máxima expectación se encontraba en los estilos de la reina y Cospedal.


Pero a pesar del distinguido significado del evento y de las decenas de invitados, muchos de los ojos estuvieron puestos en dos únicas personas: la reina Letizia y María Dolores de Cospedal, quien se estrenaba en este acto y pronunció un discurso a los presentes.

Hasta ahora, Letizia había sido de lo más protocolaria, con vestido sobrio, de escote redondo, largo y entallado, que ha complementado en alguna ocasión con chaqueta durante la revisión de tropas en el patio del Palacio, para resguardarse del frío.

Esta vez doña Letizia recurrió una vez más a su modisto de cabecera Felipe Varela y al traje que diseñó para ella el año pasado, un modelo de corte recto que se ajustaba como un guante a su figura, con la única concesión de unos bordados.

En la que era su tercera Pascua Militar como reina optó por repetir este vestido que ya usó en 2015, sólo que en aquella ocasión llevó el pelo suelto. La Pascua Militar marca un protocolo muy claro: uniforme de gala para ellos y traje de gala para ellas. Este año, el rey se ha vestido con un traje de capitán general del Ejército de Tierra.

Para María Dolores de Copedal esta era su primera Pascua Militar. La nueva ministra de Defensa escogió un modelo de corte muy clásico: un dos piezas. En la parte de arriba un cuerpo de terciopelo de color verde oscuro que daba paso a una falda de un verde muy fuerte. No arriesgó como en su día lo hizo la ministra Carme Chacón, que en su primer año como responsable de Defensa innovó con un traje negro pantalón que se asemejaba a un esmoquin que recibió muchas críticas.

Expectación por una coincidencia en los atuendos

Había también expectación porque las dos protagonistas del día no coincidieran en lo más mínimo con sus vestidos, como ya les sucediera en 2012 y 2013.

El modelo en cuestión fue un traje de encaje, con manga en transparencia y color granate. La única diferencia fueron los cuellos: el de la reina redondo, el de Cospedal alto. La primera lo lució en la Fiesta Nacional de 2013, la segunda en la Pascual Militar de 2012. Fue una anécdota que entonces llamó mucho la atención.