Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Doña Sofía, única reina en ejercicio en las bodas de diamante de Miguel y Ana de Rumania

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con un concierto, una recepción a los invitados, y la posterior cena comenzaron ayer las dos jornadas de celebraciones, en Bucarest y en los castillos de Sinaïa, del sesenta aniversario de boda de Miguel y Ana de Rumania, que aparecen en la fotografía durante el concierto con la Reina. Una reunión familiar que ha reunido a miembros de Casas Reales de toda Europa.

O por lo menos eso es lo que se comprende viendo la lista de los miembros de las Casas Reales que se dieron cita ayer en la capital rumana. Y es que, aunque puede haber alguna variación de última hora, parece que doña Sofía será la única Reina en ejercicio que estará presente en las celebraciones.

Tiene su lógica. Muchos de los presentes son parientes cercanos entre sí. Los ex reyes Simeon y Margarita de Bulgaria, y Constantino y Ana María de Grecia. También asistió Lorenzo de Belgica; Alejandro de Serbia y su esposa Catherine; Karl de Austria, Duarte de Braganza; el duque y la duquesa de Aosta; Felipe y Ana de Bourbon-Parme; Moritz, landgrave de Hesse; el margrave y la margravina de Baden; el archiduque y la archiduquesa Carl-Christian de Austria; el príncipe Ludwig de Baden y su esposa; la princesa Lorraine de Borbon-Parme; la condesa Marie Holstein Ledreborg; el príncipe Carlos de La Torre e Tasso y su esposa; Jean Fruchaud y su esposa, la princesa Tatiana Radziwill...

Las celebraciones de ayer en Bucarest tendrán continuidad en el complejo de Sinaïa, donde, hace apenas unos días, el pasado día 4 de junio, el ex rey Miguel recuperó la propiedad del palacio de Peles, la antigua residencia estival de los monarcas rumanos,  en los Cárpatos Meridionales, 60 años después de su abdicación, y casi 19 después de la caída del comunismo. Miguel de Rumanía, de 86 años, vendió a continuación al Estado el palacio por 30 millones de euros, con la condición de que siguiera siendo un museo, y se reservó para la Familia Real el más pequeño Palacio de Pelisor. Otro de los edificos del complejo, el de Foisor, donde nació Miguel en noviembre de 1921, ha quedado para uso del presidente de Rumanía.