Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Tras su paso por Roma

Doña Letizia ejerce por primera vez en Portugal como dama de España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los reyes viajaron ayer a Portugal en una visita oficial enmarcada en la gira de presentación con motivo de la proclamación de Felipe VI. La reina Letizia, que ejerció como dama de honor, acaparó una vez más todas las miradas.


Los reyes junto al presidente de Portugal y su esposa. Los reyes junto al presidente de Portugal y su esposa.

Don Felipe y doña Letizia aterrizaron por la mañana en el aeropuerto militar Figo Maduro. Posteriormente, la pareja fue recibida a su llegada al Palacio presidencial de Belem por el presidente de la República de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, y su esposa María Alves.

Saludo amistoso

En el recibimiento oficial, la reina estrechó la mano de Cavaco Silva. Sin embargo, cuando le tocó el turno a su esposa, doña Letizia sustituyó el protocolario saludo con la mano por dos efusivos besos a los que María Alves correspondió con gesto sonriente.

La reina volvió a apostar por un vestuario diseñado por Felipe Varela. Curiosamente, doña Letizia también recurrió a una cartera de mano grande, muy similar a otras que ha lucido en anteriores apariciones públicas y con la que evita mover excesivamente las manos, fruto de su nerviosismo.

A la llegada de don Felipe y doña Letizia al Palacio Nacional de Belem se interpretaron los himnos nacionales y el rey pasó revista a las tropas. Los soberanos se dirigieron después a la Sala das Bicas, donde firmaron en el libro de honor.

Agenda individual de doña Letizia

Posteriormente, el monarca mantuvo un encuentro con el presidente portugués, mientras la reina se reunía con su esposa y con la presidenta de la Asociación Nacional de Deficiencias Mentales y Raras de Portugal, Paula Costa, su primera actividad individual como primera dama en el extranjero.

Doña Letizia ya colaboraba desde hace tiempo con las asociaciones españolas especializadas en este ámbito como parte de su actividad profesional como princesa de Asturias. De hecho, la reina es presidenta honorífica de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

Multitudinario almuerzo

A mediodía, Cavaco Silvia y su esposa ofrecieron un almuerzo en el Palacio Nacional de Queluz en honor de los reyes. A este encuentro también asistieron el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, y la presidenta de la Asamblea de la República, Asunción Esteves.

El almuerzo reunió a centenares de invitados de las instituciones portuguesas, la sociedad, la política o el ámbito económico. Los reyes también tuvieron la oportunidad de convertirse en espectadores de una exhibición de caballos de la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre.

Felipe VI anima a mantener la unidad entre España y Portugal

En el discurso pronunciado durante su visita al país, el rey recordó los vínculos de “afecto mutuo que unen a la familia real con Portugal”.

Estos lazos de amistad, como destacó don Felipe, proceden en gran parte de la “intensa relación que, en todo momento, han mantenido mis padres don Juan Carlos y doña Sofía con la nación portuguesa”.

Cabe destacar que estos fuertes vínculos no sólo se han visto reflejados en la elección de los reyes de viajar a este territorio como primera visita oficial a un país de la Unión Europea. Ya se desplazaron a Portugal hace dos años, y estuvieron presentes en 2006 en la toma de posesión de Aníbal Cavaco Silva.

Además, la figura de los reyes Felipe y Letizia es muy seguida en el país luso, al igual que lo ha sido durante años la de don Juan Carlos y doña Sofía.

Visita al hemiciclo y reunión con Passos Coelho

La visita de los reyes a Portugal también incluyó un encuentro en la Asamblea Nacional con la presidenta de la cámara, Asunción Esteves, y los portavoces parlamentarios.

Para culminar su visita, don Felipe y doña Letizia visitaron el hemiciclo y se reunieron con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, en el Palacio de Sao Bento. Tras seis horas en suelo luso, los reyes regresaron a España.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·