Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Don Felipe y doña Letizia visitan el Prado con el presidente alemán Köhler y su esposa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Príncipes de Asturias acompañaron ayer al presidente alemán Horst Köhler y a su esposa Eva Luisa en su visita a la exposición Entre dioses y hombres, que muestra en el Museo del Prado, por primera vez fuera de Alemania, las mejores piezas de escultura clásica de la pinacoteca Albertinum de Dresde.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

El presidente del Patronato del Prado, Plácido Arango, recibió a los visitantes a su llegada a la pinacoteca madrileña y les acompañó durante su recorrido por la exposición, que fue inaugurada por el Rey el pasado 3 de noviembre y estará abierta al público hasta el próximo 12 de abril. Asesorados por el director de los Museos de Arte de Dresde (Sajonia) y por los dos comisarios de la muestra, el matrimonio Köhler y los Príncipes de Asturias recorrieron las diez salas del edificio Villanueva que permiten contemplar el núcleo de una de las mejores colecciones históricas de escultura clásica de Europa. La actual clausura por reforma del Museo Albertinum y un acuerdo entre esta institución y el Prado ha hecho posible presentar por primera vez en España 46 de las mejores piezas de la colección de escultura clásica de Dresde, que se exponen junto a otras 20 importantes esculturas clásicas de la pinacoteca madrileña. Entre las obras de ambos museos que se detuvieron a contemplar el matrimonio Köhler y los Príncipes destacaron tanto la famosa Ménade de Dresde como el Relieve de Ménade propiedad del Prado, la réplica romana de la Atenea Lemnia de Fidias, que pertenece al Museo Albertinum, y piezas tan reconocidas como el Zeus y el Efebo de Dresde.

Köhler y su esposa no quisieron abandonar el museo madrileño sin acercarse antes a la zona de la pinacoteca en la que se expone el Adán de Alberto Durero, uno de los óleos más conocidos del maestro alemán, junto a la Eva que le acompaña habitualmente en la misma sala y que ahora se encuentra en restauración.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·